Pareja de mexicanos en el Diamond Princess contó su historia de cuarentena

Al crucero Diamond princess subió el matrimonio el 20 de enero. Otra familia de mexicanos también está a bordo en el barco anclado en Yokohama.

Por Ángel Mendoza

Una pareja de mexicanos contó su historia como 'prisioneros' por la cuarentena a la que está siendo sometido el crucero Diamond Princess, anclado en el puerto de Yokohama, Japón. Abordaron el crucero
el 20 de enero.

Son José Antonio Alatorre, de 54 años, y su esposa, Lissa. Alatorre contó al Diario El Universal que están en un camarote que no tiene ventanas, encerrados desde que se decretó la cuarentena del barco.

El Diamond Princess, un crucero de turismo donde están alojados más de 3.600 personas, entre pasajeros y tripulantes. La embarcación se ha convertido en el mayor foco de coronavirus en el mundo fuera de China. Van 135 casos positivos entre sus ocupantes.

LA PAREJA DE MEXICANOS SE MANTIENE CON BUEN ÁNIMO

Los mexicanos se mantienen en constante comunicación con sus familiares y con los miembros de su congregación religiosa, Testigos de Jehová. "Se abrió el internet para todos los ocupantes del barco. Nos entregaron un termómetro y tenemos que tomarnos constantemente la temperatura, para tomarla constantemente", explicó.

Agregaron que el protocolo indicado a los pasajeros es que si la cifra "supera los 37,5 grados debemos avisar a la tripulación", contó el hombre, quien trabaja como controlador aéreo en el aeropuerto internacional Benito Juárez, en México.

El portal 24.com, en México, agregó que el matrimonio recibe "guantes y mascarillas tres veces al día, así como alimentos que son trasladados a la habitación".

TOMAN EL SOL CONTROLADOS POR LA TRIPULACIÓN

Alatorre contó que han salido tres veces del camarote para tomar aire en cubierta. "El capitán indica qué lado y qué camarotes van saliendo, para evitar aglomeraciones", continúo en el relato.

Hasta donde se ha informado, hay otro matrimonio mexicano y dos tripulantes de la misma nacionalidad a bordo del barco. "Tratamos de ser positivos, de animarnos los unos a los otros para seguir adelante", comentó Alatorre.

El matrimonio mantiene la esperanza de no resultar contagiados con el virus. Se han comunicado, además, con sus familiares en la Ciudad de México.

INÉDITA SITUACIÓN PARA UN CRUCERO

La directiva de Princess Cruises ha utilizado la etiqueta #KeepShiningDiamondPrincess (sigue brillando, Diamond Princess), como forma de dar ánimo a la tripulación y a los ocupantes del barco.

Mientras, algunos de los ocupantes han tuiteado fotos, por ejemplo, cuando han recibido juegos de cartas y mensajes de buen ánimo por parte de la tripulación del Diamond Princess.

RECOMENDAMOS VER

Robots son inusuales herramientas en la lucha contra el coronavirus

Un androide en Nueva York analiza los síntomas de quienes interactúen con el. En China, robots entregan las comidas a los pacientes aislados.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo