A.Saudí.- Arabia Saudí mantiene incomunicados a dos hijos de un antiguo agente de Inteligencia exiliado en Canadá

Las autoridades de Arabia Saudí detuvieron en marzo y han mantenido incomunicados desde entonces a dos hijos de un antiguo importante agente de los servicios de Inteligencia del país que se encuentra en el exilio en Canadá desde 2017, según ha denunciado este martes la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW).

Por Europa Press

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Arabia Saudí detuvieron en marzo y han mantenido incomunicados desde entonces a dos hijos de un antiguo importante agente de los servicios de Inteligencia del país que se encuentra en el exilio en Canadá desde 2017, según ha denunciado este martes la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW).

La ONG ha detallado que los detenidos son Omar al Jabri y Sara al Jabri, de 21 y 20 años e hijos de Saad al Jabri, antes de agregar que también ha sido detenido uno de los hermanos del antiguo agente, si bien en su caso fue arrestado durante este mismo mes.

Fuentes informadas del caso citadas por HRW afirman que la familia de Al Jabri creen que las detenciones tienen como objetivo coaccionar al padre, quien fue asesor del antiguo príncipe heredero Mohamed bin Nayef y vínculo entre Riad y varias agencias occidentales, para que vuelva al país.

Los hijos de Al Jadri fueron arrestados diez días después de Bin Nayef y otro importante príncipe, Ahmed bin Abdulaziz, hermano del rey Salmán y tío del actual príncipe heredero y líder 'de facto' del país, Mohamed bin Salmán, en lo que fue descrito como una purga de altos cargos opuestos a su liderazgo.

"Las autoridades están cayendo a nuevos mínimos al actuar contra familiares de antiguos funcionarios que cayeron en desgracia con la actual cúpula", ha dicho el subdirector de HRW para Oriente Próximo, Michael Page. "¿Cómo puede alguien describir a los líderes saudíes como reformistas cuando detienen arbitrariamente a los hijos de exfuncionarios?", se ha preguntado.

Al Jabri abandonó el país en 2017 antes de que Bin Nayef fuera apartado de la posición de príncipe heredero para ser reemplazado por Bin Salmán. Pese a que sus hijos intentaron abandonar el país poco después, las autoridades les prohibieron salir de Arabia Saudí, sin aportar explicaciones.

Posteriormente, las autoridades congelaron sus cuentas bancarias y bienes financieros a finales de 2017, mientras que en 2018 fueron citados para interrogatorios en torno al paradero de su padre, quien estaría viviendo en Canadá desde que abandonara el país.

El hermano de Al Jabri, un profesor en la Universidad Rey Saud, fue detenido en mayo y las autoridades le confiscaron aparatos electrónicos y documentos, sin que la familia haya sido informada por ahora sobre su paradero, según las fuentes citadas por HRW.

Estas fuentes han señalado que las autoridades estarían intentando que Al Jabri vuelva al país en relación con las detenciones de Bin Nayef y Bin Abdulaziz, que habrían sido acusados de planificar un golpe de Estado, tal y como informó a principios de marzo el diario estadounidense 'The Wall Street Journal'.

CAMPAÑA DE ARRESTOS

En el marco de esta campaña de arrestos, la princesa saudí Basma bint Saud bin Abdulaziz al Saudi, pidió en abril al monarca ser "liberada" y denunció su "detención arbitraria" en una cárcel del país, a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.

La princesa, de 56 años, es la hija más joven del rey Saud, quien encabezó el país entre 1953 y 1964. Durante los últimos años ha emergido como una figura en la familia real a favor de asuntos humanitarios y un proceso de reformas.

"Las recientes reformas del sistema judicial de Arabia Saudí no han limitado el desprecio de las autoridades por el Estado de Derecho, lo que demuestra que el país necesita una reforma total de los sectores de justicia y seguridad", ha remachado Page.

Tras las detenciones de príncipes durante el mes de marzo comenzaron a extenderse los rumores de una posible enfermedad del rey Salman, de 84 años de edad, o su inminente abdicación, pero fuentes del Palacio Real han asegurado que el monarca saudí goza de buena salud.

Desde el asesinato en el consulado saudí de Estambul del periodista Yamal Jashogi, la regencia de Arabia Saudí está en el punto de mira de las críticas internacionales, que acusan a Bin Salmán de haber aprobado personalmente la operación para matar al periodista, un crítico del rey y el príncipe heredero. El Gobierno saudí ha rechazado tajantemente estas acusaciones.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo