Médicos luchan por las vidas, pero se enfrentan al rechazo

El uniforme de los médicos provoca en algunas personas miedo o son vistos como posibles portadores del virus

Por Omar Díaz

En la CDMX y en el país, el personal médico hace frente a la lucha contra el Covid-19, pero también padece actos de rechazo, discriminación o agresiones cuando porta su uniforme en la calle.

La Fiscalía General de Justicia de la CDMX (FGJ) levantó durante abril cuatro carpetas de investigación por agresiones hacía el  personal de salud y habilitó un portal digital para hacer denuncias por discriminación.

De acuerdo a Felipe Gaytán, investigador de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad La Salle, el estatus social que antes provocaban los médicos o enfermeras al salir a las calles con su uniforme, poco a poco se ha ido perdiendo debido a que ahora, en medio de esta emergencia sanitaria, algunas personas los ven con miedo o como posibles portadores ambulante del virus.

“El tema de las agresiones no parte del odio al personal médico, parte del miedo en tanto que los ven como una amenaza o un portador ambulante del contagio en las calles y el transporte público, y más si están tan cercanos y conviviendo codo a codo con ellos”, comentó a Publimetro.

Precisó que este miedo es irracional y es alimentado por el tema de la impunidad, pues estos ataques no son sancionados. De igual firma, subrayó que el ataque no es hacia la persona, sino al uniforme.

Recordó que si bien no se puede discriminar a nadie por su forma de vestir y que nada justifica una agresión, el uniforme del personal médico debería ser utilizado exclusivamente en las clínicas u hospitales, pues las batas, por ejemplo, se utilizan al recibir a los pacientes que hay en sus centros de trabajo para que algunos elementos infecciosos no se adhieran a la ropa de uso común.

Hace unas semanas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomendó al personal de salud cambiarse con ropa limpia antes de salir a la calle y empacar la ropa de trabajo sucia en una bolsa de plástico, misma que deberá estar siempre señalizada para evitar mezclarla con las prendas utilizadas en casa.

Además, la Secretaría de Salud de la CDMX (Sedesa) también recomendó que el uniforme sólo se use en los centros de trabajo.

El uniforme no contagia

En este sentido, Sonia Juárez Moreno, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, comentó que la discriminación hacia el personal médico se genera por la ignorancia que tiene la gente.

De igual forma, destacó que un uniforme o una bata no contagian, y que es más fácil que las personas se contagien del virus por salir a la calle, agarrar un tubo en el transporte público, prestar su celular o tocarse la cara.

“El hecho de que una enfermera porte su uniforme y salga a la calle, no significa que vaya a contagiar. No sale con la idea de contagiar a nadie, al contrario, tienen miedo de no contagiarse y contagiar a su familia”, subrayó.

En este sentido, precisó que la falta de valores y empatía también propicia que haya discriminación y agresiones, “realmente sacan lo que tienen en su corazón, por eso hago énfasis en la empatía, solidaridad y apoyo”.

Lo más visto en Publimetro TV:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo