RDCongo.- El presidente de RDC promete rechazar cualquier reforma que socave la independencia del aparato judicial

El presidente de República Democrática del Congo (RDC), Félix Tshisekedi, ha prometido rechazar cualquier reforma legal que socave la independencia del aparato judicial, en medio de las tensiones en el seno de su Gobierno de coalición por la propuesta por el partido del expresidente Joseph Kabila.

Por Europa Press

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de República Democrática del Congo (RDC), Félix Tshisekedi, ha prometido rechazar cualquier reforma legal que socave la independencia del aparato judicial, en medio de las tensiones en el seno de su Gobierno de coalición por la propuesta por el partido del expresidente Joseph Kabila.

La propuesta del Frente Común por Congo (FCC) de Kabila derivó la semana pasada en unas protestas protagonizadas por seguidores de la Unión por la Democracia y el Progreso Social (UDPS) de Tshisekedi que derivaron en incidentes y que se saldaron con cerca de 20 heridos y 40 detenidos, según el balance policial.

Los manifestantes denunciaron que las enmiendas dejan en manos del ministro de Justicia la decisión sobre contra quién se abren investigaciones y resaltan que ello permitiría al FCC proteger a los aliados de Kabila sospechosos de corrupción y otros delitos.

Las diferencias en el seno del Ejecutivo han aumentado en los últimos días, especialmente después de la breve detención del ministro de Justicia, Celestin Tunda, un incidente que llevó al primer ministro, Sylvestre Ilunga Ilunkamba, a amenazar con presentar su dimisión.

En este sentido, Tshisekedi ha manifestado que "los avances logrados (en el país) han llegado tras sacrificios extremos" y ha agregado que "no pueden ser aniquilados por maniobras entre bastidores por parte de algunos que quieren legislar para desposeer al Consejo Superior de la Magistratura del poder judicial que le concede la Constitución".

DEFENSA DE LA JUSTICIA

"La justicia es para un Estado lo que la sangre es para el cuerpo humano, por lo que creo que las reformas en este sector deben estar dictadas, no por la voluntad de lograr la protección de una persona o un grupo de personas, sino por la necesidad de lograr más eficacia y eficiencia en el funcionamiento de la justicia", ha sostenido.

Por ello, Tshisekedi ha señalado que no aceptará "bajo ningún pretexto" cualquier reforma que "suponga un atentado contra los principios fundamentales que regulan la justicia, que son los previstos por la Constitución", según ha informado la emisora congoleña Radio Okapi.

El mandatario, que ha pronunciado estas palabras durante un discurso por el 60º aniversario de la independencia de RDC, ha agregado que "la lucha contra la impunidad, la corrupción y la falta de valores" son "los elementos centrales" de su estrategia de gobierno.

"En 60 años hemos dejado progresivamente que nuestra clase política se transforme en una especia de mafia y la hemos convertido en el principal modelo de éxito para la juventud", ha lamentado, al tiempo que ha destacado que "es momento de cambiar el paradigma y crear las condiciones que permitan a los jóvenes ser los principales creadores de riqueza del país".

Tshisekedi ha apuntado que es necesario "privilegiar la reconciliación nacional para construir el futuro y preservar la paz" y ha incidido en que "la lucha contra la impunidad no debe en ningún caso convertirse en venganza ni en una caza de brujas".

Sin embargo, ha recalcado que "ninguna reconciliación creíble es posible si se siguen con las prácticas antiguas de la corrupción, el engaño y el crimen". Así, ha pedido "dar oportunidades a todos los congoleños, sin excepciones", pero ha reiterado que "eso no puede significar que la impunidad continúe".

EL GOBIERNO DE UNIDAD

Tshisekedi se hizo con la victoria en las elecciones presidenciales celebradas en diciembre de 2018, sucediendo así a Kabila tras dos años de aplazamientos electorales y ante la imposibilidad de que el exmandatario se presentara a un nuevo mandato.

Sin embargo, su victoria se vio empañada por las denuncias del también opositor Martin Fayulu sobre irregularidades para arrebatarle la victoria, en el marco de un acuerdo para permitir a los fieles de Kabila controlar el Parlamento, como finalmente ocurrió.

Además, de las urnas salió un Gobierno de coalición encabezado por Ilunga Ilunkamba e integrado por 65 componentes, entre viceprimeros ministros, ministros y viceministros. Del total, 42 proceden del FCC y 23 de la coalición Dirección por el Cambio (CACH) de Tshisekedi.

Los resultados dejaron a Tshisekedi atado durante su nuevo mandato a la espera de que el mandatario saliente decida presentarse de nuevo a las elecciones presidenciales en 2023, donde ya no existirán los límites a su periodo de mandato.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo