Ciencia.-Unos 30.000 kilómetros cuadrados de océano, alterados por el ser humano

Un área que totaliza aproximadamente 30.000 kilómetros cuadrados, el equivalente al 0,008 por ciento del océano, ha sido modificada por la construcción humana.

Por Europa Press

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Un área que totaliza aproximadamente 30.000 kilómetros cuadrados, el equivalente al 0,008 por ciento del océano, ha sido modificada por la construcción humana.

Es el resultyado del primer estudio que ha cartografiado el alcance del desarrollo humano en los océanos, dirigido por la doctora Ana Bugnot de la Facultad de Ciencias de la Vida y el Medio Ambiente de la Universidad de Sydney y el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney.

La extensión del océano modificado por la construcción humana es, proporcionalmente, comparable a la extensión de la tierra urbanizada y mayor que el área global de algunos hábitats marinos naturales, como los bosques de manglares y los lechos de pastos marinos.

Cuando se calcula como el área modificada, incluidos los efectos del flujo hacia las áreas circundantes, por ejemplo, debido a cambios en el flujo del agua y la contaminación, la huella es en realidad de dos millones de kilómetros cuadrados, o más del 0,5 por ciento del océano.

La modificación oceánica incluye áreas afectadas por túneles y puentes; infraestructura para la extracción de energía (por ejemplo, plataformas de petróleo y gas, parques eólicos); transporte marítimo (puertos y marinas); infraestructura de acuicultura; y arrecifes artificiales.

Bugnot dijo que el desarrollo de los océanos no es nada nuevo, sin embargo, en los últimos tiempos, ha cambiado rápidamente. "Ha estado en curso desde antes del 2000 a.C.", dijo. Luego, apoyó el tráfico marítimo mediante la construcción de puertos comerciales y protegió las costas bajas con la creación de estructuras similares a rompeolas.

"Desde mediados del siglo XX, sin embargo, el desarrollo de los océanos se ha acelerado y ha producido resultados tanto positivos como negativos.

"Por ejemplo, mientras que los arrecifes artificiales se han utilizado como 'hábitat de sacrificio' para impulsar el turismo y disuadir la pesca, esta infraestructura también puede afectar hábitats naturales sensibles como pastos marinos, marismas y marismas, lo que en consecuencia afecta la calidad del agua.

"El desarrollo marino ocurre principalmente en áreas costeras, los ambientes oceánicos con mayor biodiversidad y biológicamente productivos".

Bugnot, junto con los co-investigadores de múltiples universidades locales e internacionales, también proyectó la tasa de expansión futura de la huella oceánica.

"Los números son alarmantes", dijo. "Por ejemplo, se prevé que la infraestructura para la energía y la acuicultura, incluidos cables y túneles, aumente entre un 50 y un 70 por ciento para 2028.

"Sin embargo, esto es una subestimación: hay una escasez de información sobre el desarrollo de los océanos, debido a la mala regulación de esto en muchas partes del mundo.

Los investigadores atribuyeron la expansión proyectada a la creciente necesidad de las personas de contar con defensas contra la erosión costera y las inundaciones debido al aumento del nivel del mar y el cambio climático, así como a sus necesidades de transporte, extracción de energía y recreación.

Journal Nature Sustainability publicó la investigación.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo