Segundo año de gobierno de AMLO 'de panzazo', evalúan padres de familia

La Unión Nacional de Padres de Familia considera que el gobierno federal debe evaluar las medidas que implementó para hacer frente a la pandemia

Por Jennifer Alcocer Miranda

El presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), Leonardo García, consideró que el segundo año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador lo pasó "de panzazo", con seis.

Aunque destacó algunos aciertos que se tuvieron para sacar a flote el ciclo escolar ante la pandemia de Covid-19, también señaló errores estructurales del sistema que deben atenderse de manera urgente.

"Es clave que el siguiente año de gobierno se evalúe el nivel de aprendizaje de los niños, porque si no aprendieron nada, la educación a distancia fue una decisión inadecuada. Deben evaluar también la formación y capacitación del magisterio hacia nueva forma de enseñar", apuntó en entrevista con Publimetro.

¿Qué calificación le dan al segundo año de gobierno de AMLO, en materia educativa?

—Yo creo que de panzazo, con un seis y las razones son varias. Lo primero es porque tienes un programa sectorial que tiene indicadores, pero no metas, ese programa no sufrió modificaciones del año pasado a este y lo que sí sufrió fue un recorte presupuestal a lo que ya había sufrido el año pasado.

Además, en el nivel de aprendizaje de niños, al haber cinco millones de niños que no pudieron ser localizados en el ciclo Aprende en Casa I, de preescolar, primaria y secundaria, los deja muy mal parados.

Otra razón es que el nivel de formación y capacitación magisterial se volvió un caos y a lo único que se limitaron fue a enseñar manejo de tecnología, porque no les dio para más y porque no tenían presupuesto.

Con la reforma educativa se dejó a los padres de familia únicamente para mandar a los hijos a la escuela, para realizar tareas y remodelar fachadas; pero no para mejorar el modelo educativo, los contenidos, el proceso de enseñanza- aprendizaje. También metió en problemas a las escuelas particulares con la no toma de decisiones en materia presupuestal, para que hoy llevemos un nivel de aceptación de matrículas de 10% en el mejor de los casos y en el peor de 55%, no hay manera de ponerle un ocho.

¿Cuáles son los principales causas?

—Creo que fue muy mala su decisión de haber hecho un recorte presupuestal a todas las dependencias, incluida la Secretaría de Educación, porque aunque no lo vaya a reconocer el día de mañana, le quedó a deber a la transformación del sistema educativo, empezando por la formación y la capacitación magisterial.

La pandemia le hizo a la SEP o al sistema educativo lo mismo que al sistema de salud, le exhibió la descoordinación y desarticulación, misma que no han resuelto. Solamente ven por encimita lo que se viene trabajando y no alcanzan a detectar más abajo cuáles son las consecuencias de esa naturaleza.

Además, no tener arrancado el Instituto de Mejora Educativa con los mismos o los nuevos indicadores que manejaba el ya extinto Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), no se tiene con la incertidumbre sobre los verdaderos números en el tema educativo, no podemos saber el grado de deserción escolar que tuvimos entre el ciclo escolar y el actual. No podemos saber si es verdad que hay 2.8 millones de alumnos que dejaron la escuela y es difícil que eso lo vaya a decir el presidente o que nos diga si es verdad que hay un boquete de tres meses de ignorancia, desconocimiento o freno al aprendizaje de los alumnos porque el programa Aprende en Casa, es nada más de repaso. Y al no saber la deserción y aprendizaje, mucho menos veremos los indicadores de evaluación, eso tarde o temprano nos va a dar un balance negativo que nos puede traer consecuencia no sanas para el país en materia educativa.

¿Cuáles serían los aciertos o lo positivo que destacan?  

—Con el tema de la pandemia, vemos como positivo que capacitaron a un millón de maestros en el tema de tecnologías, lograron implementar en línea y ahora en televisión, una serie de contenidos —aunque no sean los suficientes— para los 30 millones de alumnos de educación básica. Involucraron a los medios de comunicación, en este caso a cuatro televisoras, en el proceso educativo y, aunque no sabemos si esto será bueno o malo, porque el peor modelo para educar es el de la televisión, sobre todo porque no acepta retroalimentación y provoca desatención. Ese tema es una palomita, aunque sea incompleta. También vemos positivo que están abiertos a escuchar las quejas y sugerencias sobre el nuevo proceso educativo con diferentes plataformas como líneas de teléfono, correos, etc,.

Te recomendamos: 

‘Es la crisis más profunda en 100 años’, concuerda AMLO con Hacienda

El presidente señaló que, sin embargo, la recuperación será rápida, pese a opiniones de expertos

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo