UE.- Ecologistas y Greenpeace celebran que la UE eleve al 55% la ambición en 2030 pero avisan de que es "insuficiente"

Las organizaciones Ecologistas en Acción y Greenpeace han celebrado la propuesta anunciada este miércoles por la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que quiere que la UE se plantee el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero "al menos un 55%" para 2030 como punto intermedio para alcanzar la neutralidad climática a mitad de siglo.

Por Europa Press

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Las organizaciones Ecologistas en Acción y Greenpeace han celebrado la propuesta anunciada este miércoles por la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que quiere que la UE se plantee el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero "al menos un 55%" para 2030 como punto intermedio para alcanzar la neutralidad climática a mitad de siglo.

Si bien, aunque celebran "cualquier pequeño avance", en declaraciones a Europa Press han advertido de que la nueva propuesta sigue estando lejos de lo que los científicos consideran necesario para lograr cumplir el compromiso marcado en el Acuerdo del Clima de París que busca limitar el aumento global de la temperatura a 2 grados centígrados y si es posible elevar esa ambición hasta 1,5ºC, para evitar así daños catastróficos para el planeta.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de cambio climático de Ecologistas en Acción, Javier Andaluz, ha manifestado que todo aumento de ambición es "bastante bien recibido" pero alerta de que sigue sin estar en línea con las indicaciones científicas y considera que la ambición debería elevarse hasta un objetivo de reducción de emisiones de CO2 del 65 por ciento de aquí a 2030.

Además, ha alertado de que introduce el "polémico" concepto de la neutralidad climática, lo que en la práctica se traduce en que ese 55 por ciento se quedaría en dos o tres puntos porcentuales menos y a cambio generaría una mayor presión a los bosques, que deben tratarse como un objeto de biodiversidad y no de contabilidad del CO2 que capturan.

En todo caso, ha reflexionado que en línea con el aumento de la ambición que plantea ahora Von der Leyen, España debería también hacer lo propio, precisamente en un momento en que se encuentran en tramitación parlamentaria el proyecto de ley de cambio climático y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

"Antes de su aprobación, debe elevarse la ambición, que tiene que ir mucho más allá para lograr la neutralidad climática en 2050", ha insistido.

TRATO O TRUCO

En la misma línea, el director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, ha explicado a Europa Press que si bien celebra el anuncio de la presidenta de la Comisión Europea puesto que "obviamente pasar del 40 al 55 por ciento en 2030 es un avance", el dato "tiene matices".

En concreto alerta de que el aumento de la ambición en 15 puntos llega "con truco", porque introduce un nuevo concepto que es el de balance neto, que tiene en cuenta también los sumideros de carbono, lo que significa que esto se quedará en una reducción de emisiones del 50 o como mucho del 52 por ciento.

"Hasta ahora eran medidas brutas, ahora habla de medidas netas. Tiene un poco de truco", destaca.

Por ello, subraya que para poder cumplir con los objetivos del Acuerdo de París es preciso reducir al menos un 65 por ciento las emisiones de aquí a 2030. "Es mejor que el 40, pero queda lejos de lo que la ciencia dice", insiste.

Sin embargo, cree que esta es la oportunidad para que la Comisión Europea respalde la propuesta lanzada por el Parlamento Europeo que plantea una reducción del 60 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2030. "Eso sería lo más coherente", considera.

Por último, a nivel nacional, Rodríguez opina que el anuncio de Von der Leyen pone en "evidencia aún más el escaso grado de ambición" del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y, aún más del proyecto de Ley de Cambio Climático, que plantean reducciones del 23 y del 20 por ciento respectivamente para 2030.

"España está aún lejos y el nuevo avance europeo deja en evidencia que el grado de ambición de España está bastante lejos. Si la propuesta de Ursula Von der Leyen seale adelante, el Gobierno de España deberá modificar su propuesta para evitar que la ley cuando se apruebe ya esté obsoleta", avisa.

Por último, añade que si finalmente se aprueba la propuesta y en términos brutos la UE se compromete a una reducción del 50 al 52 por ciento de las emisiones brutas de CO2, España "ahora mismo no llegaría ni a la mitad" con el 23 por ciento que plantea en el PNIEC y el 20 por ciento en el proyecto de ley de cambio climático.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo