Brasil.- Bolsonaro dice en la investidura de su tercer ministro de Salud que las escuelas no debieron cerrarse

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha afirmado este miércoles durante la toma de posesión de su tercer ministro de Salud, el general Eduardo Pazuello, que no debieron cerrarse las escuelas durante el estallido de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Por Europa Press

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha afirmado este miércoles durante la toma de posesión de su tercer ministro de Salud, el general Eduardo Pazuello, que no debieron cerrarse las escuelas durante el estallido de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del nuevo coronavirus.

"No teníamos por qué cerrar las escuelas, pero las medidas restrictivas no estaban en manos de la Presidencia de la República. Por decisión judicial les competía exclusivamente a los gobernadores y alcaldes. Lamento que seamos el país con mayor número de días con las escuelas cerradas. Es absurdo", ha dicho.

Bolsonaro se ha expresado en estos términos durante la investidura oficial como ministro de Salud de Eduardo Pazuello, después de que este general del Ejército permaneciera en el cargo de manera interina durante cuatro meses, tras sustituir al anterior responsable, Nelson Teich, quien decidió dejarlo por desavenencias con el presidente brasileño por cuestiones, entre otras, como el uso de la cloroquina en enfermos de COVID-19.

Teich no ha sido el único que ha encabezado la cartera de Salud durante la crisis del coronavirus. Antes que él, Luiz Henrique Mandetta ya ocupó el cargo, protagonizando sonadas diferencias con Bolsonaro en relación a las medidas a adoptar durante la pandemia.

Si bien el presidente brasileño se mostraba reticente a decretar el confinamiento, Mandetta apoyó públicamente estas medidas que gobernadores y alcaldes sí llevaron a cabo, generando las airadas críticas de Bolsonaro, quien acusó a las autoridades locales de implantar "un remedio peor que la enfermedad", a la que califico de "gripecita".

Bolsonaro ha justificado que, "según algunos estudios en todo el mundo", los adolescentes, y "en especial los menores de 40 años", una vez han contraído la enfermedad, "la posibilidad de morir está cercana a cero".

"Este tema se podría haber tratado de manera diferente. Tengo entendido que algunos gobernadores se dejaron llevar por el pánico", ha dicho Bolsonaro, quien ha aprovechado para culpar a los medios de generar mensajes "catastróficos" durante la pandemia.

El presidente de Brasil no se ha quedado ahí y también ha vuelto a defender el uso de la cloroquina, un medicamento contra la malaria, para tratar a pacientes de la COVID-19, pese a que no existen estudios concluyentes sobre ello.

Bolsonaro ha llegado incluso a interpelar directamente al presidente del Congreso Nacional, Davi Alcolumbre, quien contrajo la enfermedad, preguntándole si había tomado la cloroquina.

"Querido David, como no fuiste al doctor Bolsonaro, no la tomaste. Pero, seguro que estabas preocupado por el virus, ¿verdad?", ha dicho el presidente brasileño mientras agitaba una caja con este medicamento, que pasará a venderse en las llamadas farmacias populares.

PAZUELLO, MILITAR SI EXPERIENCIA MÉDICA

La trayectoria del general Pazuello, más allá del ámbito militar, está marcada por su participación en grandes operaciones logísticas, como la coordinación de la seguridad de los Juegos Olímpicos de Río 2016, o en la conocida como 'Operación Acogida', en la que se reciben a los inmigrantes venezolanos que alcanzan la frontera norte brasileña.

Sin experiencia médica alguna, Pazuello nombró pocos días después de ser nombrado de manera interina a otros nueve militares para que ocuparan puestos de relevancia dentro del Ministerio de Salud, en detrimento de los profesionales técnicos que hasta entonces trabajaban para esta cartera.

"El colapso del sistema público de salud no ocurrió y no va a ocurrir", ha asegurado este miércoles durante su toma de posesión, en donde ha agradecido a Bolsonaro la "libertad total" que le ha brindado para llevar a cabo nuevas medidas contra la COVID-19.

En paralelo a este acto, el Ministerio de Salud ha confirmado este miércoles un total de 134.106 fallecidos debido a la COVID-19, tras los últimos 987 constatados este miércoles, mientras que el número de casos acumulados ha ascendido a 4.419.083, tras sumar 36.820 contagios más. Las personas recuperadas de la enfermedad en Brasil son 3.720.312.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo