Burkina Faso.- Kaboré defiende la actuación de las fuerzas de seguridad y los voluntarios en la lucha antiterrorista

El presidente de Burkina Faso abre la puerta a un posible retorno de Blaise Compaoré al país

Por Europa Press

El presidente de Burkina Faso abre la puerta a un posible retorno de Blaise Compaoré al país

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, ha salido en defensa de la actuación de las fuerzas de seguridad del país, así como de los voluntarios que las apoyan, en la lucha contra los grupos terroristas, al tiempo que ha negado que haya una persecución de la comunidad peul, a la que se suele vincular con los yihadistas, y ha abierto la puerta a un regreso al país del expresidente Blaise Compaoré.

En una entrevista a RFI y France 24, Kaboré, que buscará su reelección el próximo 22 de noviembre, ha reconocido que el país se encontró "con una situación inédita y nueva" cuando al poco de tomar él posesión en 2015 comenzaron los atentados terroristas y ha subrayado que para erradicar este problema hace falta una "lucha de largo recorrido".

"Es un combate diario, que tiene sus pros y sus contras, pero globalmente la situación es buena", aunque "difícil", ha subrayado el mandatario, que dice tener "la esperanza de triunfar en este combate", en el que Burkina Faso cuenta entre otros con el apoyo de las fuerzas del G-5 Sahel así como de la operación francesa 'Barkhane' en "operaciones puntuales".

Pero "de forma estructural", ha añadido, "en la lucha contra el terrorismo es el Ejército burkinés el que asume las misiones". Preguntado por las denuncias de abusos por parte de las fuerzas de seguridad formuladas por organizaciones de defensa de los Derechos Humanos como Human Rights Watch (HRW), que ha denunciado ejecuciones extrajudiciales, Kaboré denunciado que "algunas organizaciones trabajan sobre la base de elementos que contribuyen a ensuciar la imagen de marca de Burkina Faso".

Así las cosas, ha asegurado que HRW no ha mostrado los "cuerpos" de las 180 personas a las que presuntamente habría matado el Ejército burkinés en Djibo. "El Ejército burkinés nunca osará matar a 180 personas de una vez para enterrarlas en fosas comunes. Puedo poner la mano en el fuego por eso", ha asegurado el presidente, que dice haber mantenido siempre una postura "muy firme" en materia de Derechos Humanos con el Ejército para que "actuemos de forma que se gane la confianza de la población".

En cuando al despliegue de voluntarios para apoyar a las fuerzas de seguridad, a los que también se ha acusado de cometer abusos de los Derechos Humanos, Kaboré lo ha justificado por la imposibilidad para el Ejército de estar presente en las entre 8.000 y 9.000 localidades del país. Su reclutamiento, ha recalcado, se realiza "en el conjunto del territorio y con el conjunto de las comunidades".

PERSECUCIÓN DE LOS PEUL

El presidente ha denunciado que "los terroristas tratan de separar a las comunidades, con vistas a desencadenar guerras intercomunitarias que nunca habíamos conocido desde nuestra independencia". En este sentido, ha negado que haya una persecución particular de los peul. "Desafío a cualquiera a que vaya a todas las localidades y encontrará siempre (…) una población peul que vive en armonía con los demás", ha sostenido.

En otro orden de cosas, Kaboré ha defendido su gestión en los cinco años que lleva en el cargo y ha asegurado que, como "demócrata" que es, aceptará "los resultados de las urnas". Tras expresar su "respeto" por los demás candidatos, entre los que figura el líder de la oposición Zéphirin Diabré, ha confiado en que estos mantengan su "misma actitud" y "todos aceptemos el veredicto de las urnas".

Además, el presidente burkinés ha abierto la puerta a que Compaoré, que se vio forzado a dimitir en 2014 tras violentas protestas por su intención de reformar la Constitución para seguir en el cargo respaldadas por el Ejército, pueda regresar al país. Así, ha dicho que no rechaza "la mano tendida" del expresidente, pero ha destacado que el país está aún inmerso aún en un proceso de reconciliación.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que dicho proceso se concluirá tras las elecciones y "todo el mundo podrá regresar tranquilamente a Burkina Faso y los que tengan asuntos ante la justicia se prepararán para defenderlos". En todo caso, ha dejado claro que no es una decisión que le corresponde tomar a él sino que es necesario discutirlo con el "conjunto de componentes de la sociedad".

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo