logo
ciudad 21/10/2020

Frenan ‘Chambeando Ando’ intereses económicos y políticos, denuncia activista Diana Sánchez Barrios

Por falta de quórum se suspendió -una vez más- la Comisión del Congreso de la CDMX para aprobar la Ley de Trabajadores No Asalariados, por lo que denunciaron un intereses políticos y económicos

Ante la falta de quórum en la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas que preside Nazario Norberto Sánchez en el Congreso de la Ciudad de México, no se pudo dictaminar la “Ley Chambeando Ando” por lo que  Diana Sánchez Barrios dijo “no hay voluntad política para sacar adelante esta ley de carácter ciudadano preferente”.

Y agregó: “Se ha retrasado el dictamen por cuestiones políticas y económicas, no nos quieren regular porque se vienen un proceso electoral muy importante. Me explico, el partido en el poder en este caso Morena, obliga a los compañeros del espacio público a votar por sus candidatos y si no lo hacen les quitan su lugar de venta. Eso es algo que no debe permitirse, que se tiene que erradicar por eso es importante que “Chambeando ando” vea la luz en beneficio de la misma ciudadanía y de los vendedores en el espacio público”, sostuvo.

Lo más destacado:

La activista social y defensora de los derechos humanos, Sánchez Barrios acusó a los diputados locales de trabar esta iniciativa a favor de los comerciantes de la Ciudad de México, a pesar de las demandas históricas de este sector de la población.

“No habrá permiso para realizar actividades en vías primarias, camellones y en el interior de las estaciones del Metro; en autobuses, metrobus, y cualquier otro transporte público, en acceso a los espectáculos, frente a hospitales, escuelas, zonas remodeladas, espacios públicos recuperados y otros lugares similares que determine el Reglamento que corresponda”.

Asimismo, señaló “ese dictamen que tienen es omiso sobre la regulación en materia de salud pública y seguridad social para las y los trabajadores, y en el colmo de su retrasada mentalidad quieren engañarnos al querer hacer pasar como un nuevo derecho a favor el punto de que tendremos derecho a adquirir una vivienda cuando toda persona puede acudir al Instituto de Vivienda capitalina y reclamar ese derecho”.

Además, comentó “ha pasado más de un año y cincuenta días después de que se presentó la iniciativa preferente “Chambeando Ando” y no hay voluntad política para darle salida”.

Y finalmente agregó “la petición de este millón 300 mil familias es: regresen este dictamen que tiene más vicios que virtudes a la Secretaría Técnica, y cumplamos los compromisos que se recopilaron en los foros hechos por algunos diputados. Así como los foros realizados por las y los ciudadanos que apoyaron este proyecto encabezado por el comité promotor de la Ley Chambeando Ando.