Burkina Faso.- El principal candidato opositor dice que Kaboré "no puede soñar" con ganar en primera vuelta

El principal candidato opositor a la Presidencia de Burkina Faso, Zéphirin Diabré, ha asegurado este viernes que el presidente del país, Roch Marc Christian Kaboré, "no puede soñar" con lograr la victoria en la primera vuelta de las elecciones, que se celebran este domingo, días después de afirmar que no reconocerá los resultados si hay "fraude".

Por Europa Press

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El principal candidato opositor a la Presidencia de Burkina Faso, Zéphirin Diabré, ha asegurado este viernes que el presidente del país, Roch Marc Christian Kaboré, "no puede soñar" con lograr la victoria en la primera vuelta de las elecciones, que se celebran este domingo, días después de afirmar que no reconocerá los resultados si hay "fraude".

Diabré, que ha rechazado la validez de un reciente sondeo que da al presidente más del 50 por ciento de los votos en los comicios, ha reiterado que se opondrá a los resultados si la votación sufre irregularidades, según ha informado el portal de noticias Burkina24.

"Si hay sinceridad, no tengo ningún problema en reconocer si soy vencedor o vencido, pero si no la hay no reconoceré los resultados, quiero ser muy claro", ha dicho. "Quiero que (…) lo que salga de las urnas sea lo que han puesto en ellas los burkineses", ha defendido.

El sondeo, publicado por el Instituto de Investigación y Sondeos Apidon (IRSOA) da un 57,61 por ciento de los votos a Kaboré y sitúa a Diabré como el tercer candidato más votado, con un 10,74 por ciento de las papeletas. En segundo lugar figura el también opositor Eddie Komboigo, candidato del expresidente Blaise Compaoré, con un 11,87 por ciento de los apoyos.

Diabré, candidato de la Unión para el Progreso y el Cambio (UPC), ha apuntado que el balance de su campaña electoral es "extremadamente satisfactorio", si bien ha alertado de que durante los actos ha visto "un pueblo triste" que "no cree en el futuro", algo de lo que ha acusado a Kaboré.

"Sentimos que hay una voluntad real de cambio, una esperanza inmensa puesta en la alternancia", ha argüido Diabré, quien ha destacado entre los principales desafíos a los que hace frente el país la inseguridad, la reconciliación nacional, la cohesión social, la corrupción, el desempleo, la educación y la sanidad.

"Nuestro programa trata todas estas cuestiones con ideas innovadoras y, si son puestas en marcha tras las elecciones del 22 de noviembre, podrá haber un nuevo inicio para Burkina", ha manifestado Diabré, quien ya quedó en segundo lugar en las elecciones de 2015, en las que Kaboré obtuvo su primer mandato al frente del país.

Asimismo, el opositor ha dicho que es el mejor posicionado para iniciar "una reconciliación", ya que su partido "no tiene problemas con nadie". "No tenemos cargas, crímenes de sangre o crímenes económicos. Somos los únicos capaces de unir a todo el mundo. Puedo gobernar con los de izquierdas y con los de derechas", ha remachado.

Diabré, quien quedó en segundo lugar en las presidenciales de 2015, fue uno de los opositores que alcanzó un acuerdo en agosto para una "alternancia política", según el cual se comprometieron a apoyar al candidato que pase a una posible segunda vuelta frente a Kaboré.

Entre el resto de candidatos figuran varios vinculados con el expresidente Blaise Compaoré, quien se vio obligado a dimitir en 2014 tras las manifestaciones en contra de sus planes de cambiar la Constitución para poder seguir en el cargo, incluidos Komboigo y Gilbert Noel Ouédraogo, cuyas candidaturas fueron vetadas en 2015 precisamente por su relación con el exmandatario.

El país africano celebrará también legislativas el 22 de noviembre, después de que los partidos políticos burkineses se pronunciaran contra la posibilidad planteada por la Asamblea Nacional de aplazar las parlamentarias a causa de la inseguridad y abogaran porque se celebren junto a las presidenciales.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo