O.Próximo.- OLP tilda de "indignante e ilegal" que EEUU reconozca los productos de asentamientos como "hecho en Israel"

Resalta que la medida "equivale a un reconocimiento 'de facto' de la anexión israelí de la mayoría de Cisjordania"

Por Europa Press

Resalta que la medida "equivale a un reconocimiento 'de facto' de la anexión israelí de la mayoría de Cisjordania"

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha condenado la visita realizada el jueves por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, a un asentamiento en Cisjordania y ha tildado de "indignante e ilegal" que Washington vaya a reconocer los productos fabricados en las colonias como "productos de Israel".

Pompeo se convirtió el jueves en el primer secretario de Estado del país norteamericano en visitar un asentamiento y los Altos del Golán, en el marco de una visita a pocas semanas del fin de la Administración de Donald Trump, quien tendrá que abandonar el cargo el 20 de enero tras su derrota en las urnas frente a Joe Biden.

El secretario de Estado realizó una serie de anuncios durante su visita, entre ellos la declaración como "antisemita" del movimiento internacional Boicot, Desinversiones, Sanciones (BDS) y que los productos de los asentamientos serán considerados "hechos en Israel", mientras que las etiquetas diferenciarán aquellos de Cisjordania y la Franja de Gaza "por su separación administrativa".

En respuesta, Hanan Ashraui, miembro del comité ejecutivo de la OLP, ha sostenido que la visita de Pompeo a la bodega de Psagot, cerca de la ciudad cisjordana de Ramala, "es un intento de última hora de la Administración estadounidense saliente para atrincherar su patrón de criminalidad, ilegalidad y complicidad directa con la colonización de Palestina y la desposesión del pueblo".

Así, la destacada política palestina ha manifestado que "etiquetar los productos hechos en los asentamientos israelíes ilegales como 'hechos en Israel' o 'producto de Israel' es una política indignante e ilegal que equivale a un reconocimiento 'de facto' de la anexión israelí de la mayoría de Cisjordania".

"Es un intento de legitimar el robo de tierras palestinas y el saqueo de recursos palestinos que va contra los principios fundamentales del Derecho Internacional y el consenso global", ha defendido, antes de cargar contra Pompeo por sus críticas a los países y organizaciones que "etiquetan adecuadamente los productos de los asentamientos", entre ellos la Unión Europea (UE).

"Estos productos son un producto del robo. Deben ser boicoteados, no apoyados", ha dicho, al tiempo que ha criticado que Washington vaya también a separar Cisjordania y Gaza en sus etiquetados, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

En este sentido, ha recalcado que "es otra medida más que afirma que la agenda de Trump siempre fue desapoderar al pueblo palestino y su subyugación permanente ante el control ilegal de Israel". "Va también en línea con la agenda de esta Administración de mantener divididos a los palestinos y continuar con la división interna", ha añadido.

"Es un esfuerzo cínico de Pompeo para hacer avanzar sus objetivos políticos personales como nueva cara de los ideólogos de extrema derecha en Estados Unidos", ha argumentado.

Ashraui ha denunciado además los esfuerzos de Washington para "intimidar y extorsionar" a otros países "para que acepten estos crímenes", en aparente referencia a los recientes acuerdos alcanzados por Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Sudán con Israel para normalizar sus relaciones diplomáticas.

"Siendo tan indignantes como son, estas políticas tienen unas consecuencias muy reales sobre las vidas y los derechos, por lo que deben ser retiradas", ha dicho la política palestina, que ha pedido además que el mundo "se recupere" del "caos" causado por Trump.

"Las autoridades palestinas esperan trabajar con estados responsables para crear un nuevo camino hacia la justicia y la paz fundamentado en el respeto mutuo y el compromiso con el Estado de Derecho", ha remachado Ashraui.

EL ANUNCIO DE POMPEO

Pompeo desveló el jueves la decisión de Washington sobre el etiquetado de productos de los asentamientos y argumentó que había sido adoptada "para ser consistentes con la política exterior basada en la realidad".

"Seguiremos oponiéndonos a los países e instituciones internacionales que deslegitiman o penalizan a Israel y a los productores israelíes en Cisjordania a través de medidas maliciosas que fracasan a la hora de reconocer la realidad sobre el terreno", dijo.

Asimismo, criticó a través de su cuenta en la red social Twitter que "Psagot y otros negocios hayan sido objetivo de esfuerzos perniciosos de la Unión Europea sobre etiquetado que facilitan el boicot a empresas israelíes".

En respuesta, el portavoz de la Presidencia de la Autoridad Palestina, Nabil abú Rudeina, condenó la visita y la decisión sobre el etiquetado y destacó que se trata de "un desafío flagrante a todas las decisiones internacionales", parte de la línea adoptada por la Administración Trump de "participar activamente en la ocupación de tierras palestinas".

"Pedimos a la comunidad internacional (…) que asuma sus responsabilidades y aplique sus decisiones", manifestó Abú Rudeina, antes de incidir en que los asentamientos "desaparecerán antes o después".

A las críticas se sumó posteriormente el Gobierno de Siria, que denunció la visita a Pompeo, quien recalcó durante la misma que estos territorios "son parte de Israel y una parte central de Israel". "Imaginen si (el presidente sirio, Bashar) Al Assad controlara esta zona, el peligro, el daño para Occidente, Israel y el pueblo de Israel", manifestó.

Siria señaló que la visita supone "un paso provocativo antes del final de la Administración Trump en un momento en el que las autoridades de ocupación israelíes han llevado a cabo repetidas agresiones contra Siria".

De esta forma, fuentes del Ministerio de Exteriores sirio citadas por la agencia estatal de noticias, SANA, reseñaron que "estas visitas criminales animan a Israel a continuar sus métodos agresivos, que no existirían sin el continuado e ilimitado apoyo dado, en particular, por la Administración estadounidense y la inmunidad a la rendición de cuentas".

Los Altos del Golán son un territorio que Israel arrebató a Siria durante la Guerra de los Seis Días (1967) y se anexionó de forma efectiva la mayor parte de este territorio bajo ocupación militar en 1981, en un movimiento no reconocido por la comunidad internacional.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo