logo
Noticias 17/12/2020

Clima.- Los Veintisiete acuerdan remitir a la ONU el compromiso de reducir un 55% las emisiones de CO2 en 2030

Los ministros de Medio Ambiente de los estados miembro de la Unión Europea han acordado este jueves por unanimidad remitir a la ONU el aumento de su ambición climática, del 40 al 55 por ciento de reducción de emisiones de aquí a 2030.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Los ministros de Medio Ambiente de los estados miembro de la Unión Europea han acordado este jueves por unanimidad remitir a la ONU el aumento de su ambición climática, del 40 al 55 por ciento de reducción de emisiones de aquí a 2030.

Al Consejo de Ministros de Medio Ambiente, que se ha celebrado este jueves en Bruselas, ha asistido la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, junto con la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Valvanera Ulargui.

El envío a la ONU antes de que acabe el año permite a los Veintisiete cumplir con el compromiso acordado en el Acuerdo de París de 2015 de elevar el compromiso nacional de contribución a la lucha climática antes de 2020.

Además, en el Consejo se ha dado luz verde a las bases del enfoque general de la futura ley del Clima de la UE que ya incluye el nuevo objetivo a 2030, según se acordó en el Consejo Europeo la semana pasada.

Ribera ha defendido en el Consejo de Medio Ambiente que el objetivo de 2030 es “la señal necesaria para la puesta en marcha de una recuperación europea basada en la ambición climática, en las oportunidades, inversiones e innovaciones que abre y en evitar costes futuros para todos”.

Asimismo, ha defendido un avance urgente con la tramitación de la Ley del Clima, al considerar que se trata de un marco solvente que asegura la integración de la agenda climática en todas las políticas sectoriales europeas y la consecución de la neutralidad climática a mediados de siglo.

La ministra ha explicado que una vez integrado el objetivo del 55 por ciento en la ley del clima, ahora hay que seguir de manera “urgente” la tramitación del texto para que pueda aplicarse “cuanto antes”.

“El objetivo a 2030 es la señal necesaria para que todos avancemos hacia la neutralidad climática a mediados de siglo y para la puesta en marcha de una recuperación europea basada en la ambición climática, en las oportunidades, inversiones e innovaciones que ésta abre y en evitar costes futuros para todos”, ha dicho Ribera.

Así, ha considerado que esta es una “muy buena noticia” para el mundo, aunque todavía está lejos de lo que el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente identifica como una brecha a cubrir.

Por otro lado, además del objetivo a 2030 y la meta de la neutralidad climática en 2050, el texto de enfoque de la Ley del Clima establece que el próximo objetivo de reducción de emisiones de la UE será en 2040, y pone en marcha un mecanismo de seguimiento y evaluación cada 5 años del progreso hacia el objetivo de neutralidad climática y de adaptación y la coherencia de las políticas europeas y nacionales con dichos objetivos.

Al mismo tiempo, en el marco de la ley se deberá avanzar en los esfuerzos de adaptación a los impactos del cambio climático, por el cual, todos los Estados miembros deben poner en marcha estrategias y planes de adaptación.

A su salida del Consejo, Ribera ha señalado en declaraciones a los medios que esta es una forma en la que los Gobiernos “demuestran con los hechos” su compromiso con un futuro europeo que hace este, en línea con lo que necesita el mundo como respuesta a la emergencia climática.

Por último, ha adelantado que este jueves por la tarde los ministros seguirán debatiendo otro asunto “importante” que es el cambio de la norma para reducir la deforestación importada, es decir, lo que consumen los europeos y que tienen detrás de su cadena de valor la deforestación en terceros países.