logo
Noticias 17/12/2020

Economía.- Cuba prevé una contracción del 11% del PIB en 2020

El viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación de la Cuba, Alejandro Gil, ha estimado este jueves una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 11% en 2020, en el contexto de la pandemia y sus efectos derivados sobre la economía.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El viceprimer ministro y ministro de Economía y Planificación de la Cuba, Alejandro Gil, ha estimado este jueves una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 11% en 2020, en el contexto de la pandemia y sus efectos derivados sobre la economía.

Durante una intervención en la Asamblea Nacional, el ministro ha explicado que a las tensiones presentes en el 2019 se ha añadido la situación excepcional creada por la pandemia de Covid-19, que ha impactado de manera directa sobre la economía y en algunas actividades cruciales para el país como el turismo, la salud pública, la educación o la actividad productiva.

Por su parte, la proyección para la economía cubana en 2021 es de un crecimiento de entre un 6% y un 7%, acorde con la recuperación gradual de la actividad económica. Este rebote, según el titular de Economía, permitiría planificar la recuperación en 2021 y 2022 de las caídas experimentadas en 2019 (-0,2%) y 2020.

Gil ha señalado que la actividad económica muestra decrecimiento en los cuatro trimestres del 2020 en comparación con el mismo periodo del año anterior, por la fuerte contracción en el comercio exterior, la reducción del turismo internacional y de los ingresos en divisas al país; así como el impacto significativo en los sistemas de salud y educación, derivado de la Covid-19.

La mayor contracción de la economía cubana se produjo durante el segundo trimestre, cuando el PIB cayó un 24,8%, a causa de las restricciones de movilidad y la aplicación de medidas sanitarias para contener el brote vírico. En el primer trimestre, la economía cubana se contrajo un 5,5%.

Gil ha estimado una recuperación de la actividad productiva en 2021, en buena parte por la reactivación del turismo, y de la social, lo que dependerá de la evolución y el control de la pandemia, así como del cumplimiento de actividades clave como el turismo y las exportaciones.

En términos de empleo, el ministro de Economía ha previsto que el año cierre con un incremento de 32.000 ocupados, de los cuales 22.000 serían del sector público y 10.000 en el sector privado. Así, la tasa de desocupación se incrementaría en un 0,4%, hasta el 1,6%, motivado por un mayor interés de las personas en busca de empleo.