logo
Noticias 17/12/2020

Kenia.- Cerca de 435.000 refugiados en Kenia están en riesgo “inminente” de sufrir escasez de alimentos, según el PMA

Alrededor de 435.000 refugiados que se encuentran en Kenia están en riesgo “inminente” de sufrir escasez de alimentos en sus campamentos en el primer semestre de 2021, según ha alertado el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que ha pedido fondos para poder dar respuesta a esta situación.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Alrededor de 435.000 refugiados que se encuentran en Kenia están en riesgo “inminente” de sufrir escasez de alimentos en sus campamentos en el primer semestre de 2021, según ha alertado el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que ha pedido fondos para poder dar respuesta a esta situación.

El organismo ha resaltado en un comunicado que necesita 57 millones de dólares (cerca de 46,5 millones de euros) para seguir entregando ayuda alimentaria a la población de refugiados en Kenia entre enero y junio de 2021 y ha advertido de que, de no recibir estos fondos, tendría que poner fin al programa de entrega de dinero en efectivo en enero.

Así, ha manifestado que, de cara al mes de marzo, se habrían “agotado” todos los suministros con los que cuenta y ha manifestado que “la mayoría de las familias refugiadas dependen totalmente de la comida que entrega el PMA para sobrevivir”.

“El PMA hace frente a una escasez crítica de fondos para financiar la asistencia alimentaria a los refugiados que viven en los campamentos de Dadaab y Kakuma y a los que están en el asentamiento de Kalobeyei”, ha apuntado la directora del organismo en Kenia, Lauren Landis.

“Hemos agotado todos los recursos y, francamente, hacemos frente a una crisis potencialmente mortal”, ha indicado, después de que la falta de fondos forzara al PMA a recortar las raciones de alimentos en más de un tercio desde septiembre, poniendo en riesgo la salud y la nutrición de los refugiados.

Por ello, Landis ha pedido a los donantes que “entreguen rápidamente nuevos recursos para permitir que se pueda seguir entregando comida y dinero en efectivo a los refugiados”. “Una interrupción de esta magnitud sobre la operación para salvar la vida de los refugiados sería catastrófica”, ha argumentado.

El PMA ha dicho que los cerca de 40.000 refugiados que viven en Kalobeyei son los que están en mayor riesgo, ya que obtienen sus alimentos a través de los fondos que entrega el PMA, que da además ayuda a cerca de 400.000 personas en Dadaab y Kakuma a través de una mezcla de dinero en efectivo y raciones de alimentos.

En este sentido, ha incidido en que una reducción drástica o una suspensión de la ayuda podría tener “consecuencias de gran alcance” sobre la salud de los refugiados, además de un posible impacto sobre la estabilidad y la seguridad de los campamentos y las comunidades cercanas.

Por último, el organismo ha aplaudido al Gobierno de Kenia por acoger a los refugiados y sus esfuerzos por satisfacer sus obligaciones con el Marco de Respuesta Integral para los Refugiados (CRRF, según sus siglas en inglés) a través de la apertura al acceso a servicios locales, entrega de tierras y facilitación de su integración.