logo
WFP/CLAIRE NEVILLE - Archivo / Europa PressWFP/CLAIRE NEVILLE - Archivo / Europa Press
Noticias 17/12/2020

Zimbabue.- Coronavirus, sequía e hiperinflación abocan al hambre a casi la mitad de la población de Zimbabue

La suma de sequía, creciente hiperinflación y la pandemia de coronavirus han provocado que casi la mitad de la población de Zimbabue pase hambre, según ha advertido este jueves el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que ha solicitado otros 204 millones de dólares adicionales para atender a cuatro millones de personas en los próximos seis meses.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La suma de sequía, creciente hiperinflación y la pandemia de coronavirus han provocado que casi la mitad de la población de Zimbabue pase hambre, según ha advertido este jueves el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que ha solicitado otros 204 millones de dólares adicionales para atender a cuatro millones de personas en los próximos seis meses.

Según las estimaciones, durante la estación de carestía, que tiene su punto álgido en marzo, habrá unos 6,9 millones de personas en inseguridad alimentaria, lo que representa casi la mitad del país. Entre ellos figuran dos terceras partes de la población rural así como 2,3 millones de habitantes urbanos.

“Más de la mitad de los zimbabuenses en zonas rurales se han quedado sin otra opción que saltarse las comidas, reducir las porciones o vender pertenencias preciadas para poder subsistir”, ha advertido la representante del PMA en Zimbabue, Francesca Erdelmann, en un comunicado, reconociendo que a la agencia de la ONU le preocupa que si no recibe suficientes fondos “las familias se verán aún más abocadas al límite”.

La hiperinflación, muy característica del país, ha puesto los precios de los productos básicos fuera del alcance de los zimbabuenses. Al menos 7,6 millones de ellos han caído en la pobreza este año, un millón más que en 2019, según las evaluaciones nacionales. El impacto de la COVID-19 ha contribuido a exacerbar la situación, en particular para las familias más pobres, que ven agotarse sus ingresos debido al confinamiento y no pueden acceder a una dieta nutritiva.

Las familias que se dedican a la agricultura de subsistencia, que suponen tres cuartas partes de la población del país y producen buena parte de los alimentos que se consumen, se enfrentan además a la tercera cosecha afectada por la sequía este año.

Con los fondos solicitados, el PMA espera ofrecer asistencia a los 3,5 millones de personas más vulnerables en las zonas rurales así como a 550.000 en las ciudades, complementando con ello la respuesta del Gobierno de Zimbabue y de otros socios.