logo
Noticias 18/12/2020

Irán.- Irán critica al jefe de la AIEA por sugerir la necesidad de un nuevo pacto para revitalizar el acuerdo nuclear

Las autoridades de Irán han cargado este viernes contra el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, por abogar por un nuevo pacto para revitalizar el acuerdo nuclear de 2015 en caso de que Estados Unidos decida volver al mismo una vez que Joe Biden llegue a la Presidencia el 20 de enero de 2021.

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Irán han cargado este viernes contra el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, por abogar por un nuevo pacto para revitalizar el acuerdo nuclear de 2015 en caso de que Estados Unidos decida volver al mismo una vez que Joe Biden llegue a la Presidencia el 20 de enero de 2021.

El representante permanente de Irán ante la AIEA, Kazem Qaribabadi, ha subrayado que “no habrá una renegociación del acuerdo y, en caso de que sea revivido, no hay necesidad de un nuevo acuerdo sobre el papel de la agencia”. “No es necesario complicar la situación”, ha manifestado.

Así, ha recalcado a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter que “el único papel de la AIEA es supervisar y verificar las medidas voluntarias relacionadas con el asunto nuclear, tal y como detalla el acuerdo nuclear, y dar actualizaciones regulares y basadas en hechos”.

“Presentar cualquier valoración sobre cómo se aplican los compromisos está totalmente fuera del mandato de la agencia y es algo que debe ser evitado”, ha dicho Qaribabadi, quien ha recordado que “la AIEA jugó su parte durante las negociaciones del acuerdo nuclear”.

“Los compromisos de las partes y las tareas de la AIEA fueron redactados y acordados de forma delicada y cada una de las partes sabe qué hacer para aplicar el acuerdo”, ha manifestado en respuesta a las declaraciones de Grossi, realizadas durante una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters.

En la misma, Grossi dijo “no poder imaginar cómo (las partes) van a decir: ‘Estamos en el punto de inicio’, ya que ese punto de inicio no existe”, antes de hacer hincapié en que “está claro que tendrá que haber un protocolo, acuerdo, entendimiento o documento complementario que estipule claramente qué hacer”.

Las declaraciones de Grossi llegaron un día después de que los países que permanecen integrados en el acuerdo celebraran una reunión para abordar la situación, después de que el Parlamento iraní empezara a sopesar una propuesta que implicaría la ruptura de nuevas cláusulas del pacto, dañado desde la retirada unilateral del mismo por parte de Estados Unidos en 2018.

INCUMPLIMIENTO DE COMPROMISOS

Irán ha anunciado la retirada de sus compromisos sobre varios de los puntos del acuerdo nuclear en respuesta a la decisión de Estados Unidos de retirarse del mismo y reimponer sus sanciones unilaterales, lo que ha provocado el temor en el resto de firmantes de un posible colapso del pacto.

Sin embargo, el presidente de Irán, Hasán Rohani, afirmó el lunes que “no debe permitirse que asuntos colaterales innecesarios como las peleas internas provoquen que se pierda de vista el premio principal”, en referencia a una ley impulsada en el Parlamento por los miembros de línea dura para acelerar el proceso de enriquecimiento de uranio y bloquear o expulsar a los inspectores internacionales, lo que contradice el acuerdo de 2015.

“La nueva ley en el Parlamento no es inteligente”, criticó, al tiempo que advirtió de que podría dañar las relaciones con la AIEA y dificultar unas posibles conversaciones con Estados Unidos tras la llegada de Biden a la Presidencia.

Las autoridades iraníes han expresado el deseo de que Biden –vicepresidente de Barack Obama en el momento de la firma del acuerdo– pueda impulsar la vuelta de Washington al pacto y la retirada de las sanciones, consideradas por Teherán como condición indispensable para un cumplimiento total de las cláusulas por parte de Irán.

En este sentido, han defendido que esta decisión por parte de Biden llevaría a las autoridades iraníes a dar marcha atrás en todas sus decisiones sobre incumplimientos del mismo, volviendo al punto previo a la decisión de Donald Trump de sacar a Washington del histórico pacto.