logo
EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL - Europa Press / Europa PressEUROPA PRESS/J. Hellín. POOL - Europa Press / Europa Press
Noticias 18/12/2020

México.- Neurona pagó 130.500 euros a la empresa mexicana que subcontrató para el encargo por el que Podemos abonó 363.000 euros

El juez investiga si hubo un contrato simulado con Neurona para distraer dinero de las cuentas ‘moradas’

El juez investiga si hubo un contrato simulado con Neurona para distraer dinero de las cuentas ‘moradas’

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La consultora política Neurona Comunidad, a la que Podemos contrató para las elecciones generales del 28 de abril de 2019, pagó 130.500 euros a Creative Advice, la empresa mexicana a la que subcontrató para que se ocupara de hacer el trabajo encargado por la formación ‘morada’, por el que el partido pagó a Neurona 363.000 euros, según las facturas que el administrador de esta última empresa ha aportado al juzgado de instrucción número 42 de Madrid, que sospecha que pudo ser un contrato simulado.

El administrador de Neurona Comunidad, Elías Castejón, que está investigado, ha aportado este viernes a requerimiento del juez Juan José Escalonilla cuatro facturas por importe de 844.660, 672.479, 520.519, y 1.152.889 pesos mexicanos (un total de 3.190.550 pesos mexicanos que al cambio actual son 130.548 euros) que pagó el mismo día –26 de abril de 2019– a Creative Advice con escasas horas de diferencia.

Las facturas, a las que ha tenido acceso Europa Press, se pagaron en concepto de “desarrollo de estrategia de comunicación”, “producción de ‘spots’ publicitarios”, “gestión y manejo de redes sociales Facebook primer semestre 2019” y “gestión y manejo audiovisual para proyecto de realización de ‘spots’ con alta cobertura gráfica”.

Estas cuatro facturas se corresponden al contrato que Podemos firmó con Neurona por valor de 363.000 euros para las elecciones generales, según las fuentes jurídicas consultadas.

Escalonilla ha reclamado estas facturas a Castejón para completar la contabilidad de Neurona que aportó a la causa en su momento y en la que consta que en los años 2019 y 2020 la mercantil realizó varias transferencias a Creative Advice por un total de 307.000 euros.

Las fuentes han precisado que estas cuatro facturas son las que figuran en la orden de pago que Andrea Edlin López, socia mexicana de Neurona Comunidad junto al también mexicano César Hernández, dio el 25 de abril de 2019 a Castejón para abonar a Creative Advice los servicios prestados a Podemos.

En dicha contabilidad, a la que también ha tenido acceso Europa Press, hay otras dos órdenes de pago –del 27 de mayo y del 19 de junio de 2019– en las que Edlin López pide a Castejón que ingrese a Creative Advice 3.225.000 pesos mexicanos (131.974 euros) por otras cuatro facturas que el administrador también tiene intención de aportar a la causa.

EL TRABAJO DE NEURONA

En estos momentos, la cuestión electoral constituye el núcleo de la investigación dirigida por Escalonilla, que ve “indicios racionales” acreditativos de que los cobros efectuados por Neurona a Unidas Podemos “no tuvieron como finalidad el pago de servicio alguno prestado”, sino que habrían sido contratos simulados para ocultar “una distracción de dinero” de las cuentas del partido constitutiva de un delito electoral, según ha expuesto en sus autos.

La causa parte de la denuncia presentada en diciembre de 2019 por el ex abogado de Podemos José Manuel Calvente por cuatro supuestos ilícitos: los servicios electorales contratados con las empresas Neurona y ABD Europa; el destino de 50.000 euros transferidos de la Caja de Solidaridad del partido a #404 Comunicación Popular; el acceso no consentido al disco duro de una de las trabajadoras ‘moradas’ –la abogada Marta Flor–; y la licitación irregular de obras, incluida las de la nueva sede.

Escalonilla ha archivado las actuaciones en lo relativo a los contratos electorales con ABD Europa y a la llamada ‘Caja B’, pero continúa investigando lo demás. La Fiscalía Provincial de Madrid, que al igual que el Tribunal de Cuentas coincide con el juez en que podría haber un contrato simulado con Neurona, le ha recomendado limitar a esto sus pesquisas, por considerar que las demás cuestiones denunciadas por Calvente son meros “rumores, sospechas o suspicacias”.