logo
PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo / Europa PressPRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo / Europa Press
Noticias 21/12/2020

Sudán del Sur.- La IGAD aplaude los “encomiables esfuerzos” en la aplicación del acuerdo de paz en Sudán del Sur

Niega que existan restricciones al movimiento del antiguo líder rebelde Riek Machar dentro del país

Niega que existan restricciones al movimiento del antiguo líder rebelde Riek Machar dentro del país

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD) ha aplaudido los “encomiables progresos” en la aplicación del acuerdo de paz firmado en 2018 en Sudán del Sur y ha reiterado que no existen restricciones al movimiento del antiguo líder rebelde y actual vicepresidente primero del país, Riek Machar.

El organismo, que ha celebrado una reunión en Yibuti, ha “reconocido y aplaudido” los “progresos” en la formación de las estructuras de gobierno a nivel estatal y local, especialmente en lo relativo al nombramiento de nueve de los diez nuevos gobernadores estatales.

Asimismo, ha destacado el acuerdo sobre “la distribución de cargos a nivel estatal y local”, si bien ha pedido “acelerar” los contactos para lograr un pacto sobre el nombramiento del gobernador estatal que aún no ha sido nominado.

Las diferencias giran en torno al elegido para el estado de Alto Nilo y concretamente en torno a la figura de Johnson Olony, que no cuenta con la total confianza del presidente sursudanés, Salva Kiir, que ha pedido a Machar que se comprometa a responsabilizarse de cualquier conflicto que pueda estallar a raíz del nombramiento.

El comunicado ha sido publicado menos de una semana después de que el enviado de la ONU para Sudán del Sur, David Shearer, advirtiera de que la aplicación del acuerdo de paz se encuentra estancado, con algunos puntos aún por cumplir, y alertara de que las condiciones actuales en el país podrían provocar una “tormenta perfecta” para su población.

Asimismo, el bloque regional ha subrayado que “no hay restricciones de viaje de ningún tipo impuestas por la IGAD sobre el vicepresidente primero de Sudán del Sur”, algo también negado por el Gobierno, tras las denuncias formuladas a finales de octubre por el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO).

Machar, que regresó en 2019 a la capital, Yuba, tras la firma en 2018 del acuerdo de paz, no ha abandonado desde entonces el país ni ha salido de la ciudad. El regreso de Machar a Yuba tuvo lugar después de que se le dieran garantías de que no sería detenido.

Sin embargo, el jefe del Estado Mayor del antiguo grupo rebelde SPLM-IO, Simon Gatwech Dual, denunció en octubre que el líder de la formación es “un prisionero” en la capital, al tiempo que aseguró que “no hay una paz real” en el país.

Por otra parte, la IGAD ha aplaudido también “el reinicio de las conversaciones de paz entre el Gobierno de unidad y la Alianza de Movimientos de Oposición de Sudán del Sur (SSOMA)”, tras retomarse los contactos después de que la coalición rebelde los abandonara puntualmente en noviembre por unos enfrentamientos entre uno de los grupos que la integran y el Ejército.

El organismo regional ha destacado igualmente el compromiso de ambas partes “con el acuerdo de cese de hostilidades del 21 de diciembre de 2017” y ha ensalzado “los hitos logrados a través de la Iniciativa de Roma para lograr que los grupos no firmantes del proceso de paz en Sudán del Sur (se unan al mismo) y la necesidad de acercar a las partes negociadoras al pueblo de Sudán del Sur”.

Entre los grupos rebeldes de la SSOMA, aglutinados desde agosto de 2019 en la alianza, figuran el Frente de Salvación Nacional (NAS), comandado por Thomas Cirillo, y el Frente Unido de Sudán del Sur (SSUF), liderado por el exjefe del Ejército Paul Malong.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente, Salva Kiir, y el principal líder rebelde, Riek Machar, quien fue nombrado nuevamente como vicepresidente, cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.