logo
Noticias 21/12/2020

Sudán/Etiopía.- Los primeros ministros de Sudán y Etiopía se reúnen para abordar las tensiones en la frontera común

Los primeros ministros de Sudán y Etiopía, Abdalá Hamdok y Abiy Ahmed, respectivamente, han celebrado una reunión en Yibuti para abordar las recientes tensiones en la frontera común, después de que Jartum denunciara la muerte de cuatro militares en un ataque achacado a las fuerzas etíopes y milicianos del país vecino.

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Los primeros ministros de Sudán y Etiopía, Abdalá Hamdok y Abiy Ahmed, respectivamente, han celebrado una reunión en Yibuti para abordar las recientes tensiones en la frontera común, después de que Jartum denunciara la muerte de cuatro militares en un ataque achacado a las fuerzas etíopes y milicianos del país vecino.

Hamdok y Abiy han tratado la necesidad de celebrar una reunión entre los comités encargados de supervisar la situación en la frontera, cita que ha sido concretada para este martes, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Ambos primeros ministros ya se reunieron el 12 de diciembre durante una breve visita de Hamdok a Adís Abeba para tratar la situación generada por la ofensiva de las fuerzas federales etíopes contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) en la región de Tigray.

La reunión tuvo lugar después de que un comité parlamentario etíope acusara al Ejército de Sudán de dar apoyo al TPLF, una situación que se degradó a raíz del citado ataque, que tuvo lugar el 15 de diciembre dentro de territorio sudanés.

El Gobierno sudanés denunció el 16 de diciembre en un comunicado publicado por Hamdok que el ataque fue ejecutado contra una patrulla que “volvía a su base tras inspeccionar la zona en los alrededores de Yebel Abú Teyor, dentro de territorio sudanés”.

Así, señaló que los miembros de la patrulla “fueron emboscados por las fuerzas etíopes y milicias” y agregó que “el ataque provocó la pérdida de vidas humanas y equipamiento”, antes de expresar su apoyo a las operaciones del Ejército de Sudán.

Fuentes militares sudanesas vincularon lo sucedido con un intento de estas fuerzas de impedir el despliegue del Ejército sudanés en zonas cultivadas por agricultores etíopes en territorio de Sudán, algo que fue permitido por el expresidente Omar Hasán al Bashir, derrocado en abril de 2019 en un golpe de Estado tras meses de movilizaciones en su contra, y sobre lo que las nuevas autoridades tienen una postura diferente.

En respuesta al incidente, Abiy aseguró que su Gobierno “está analizando de cerca el incidente con una milicia local en la frontera con Sudán”. “Estos incidentes no romperán en lazo entre nuestros dos países, ya que siempre usamos el diálogo para resolver los problemas”, dijo.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Dina Mufti, manifestó en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC que el incidente fue “una medida de precaución, después de que milicianos sudaneses intentaran cruzar la frontera para incautarse propiedades de agricultores etíopes”.

Así, Dina argumentó que los hombres armados “entraron en campos de cultivo y se llevaron cosas”, antes de agregar que se adoptaron medidas para restaurar la situación. Pese a ello, recalcó que existe cooperación entre ambos países para resolver la situación, que ha achacado a diferencias en el seno de las autoridades sudanesas.

REUNIÓN DE LA IGAD

La reunión entre ambos ha tenido lugar en los márgenes de una cumbre de la Autoridad Intergubernamental sobre el Desarrollo (IGAD), centrada en la aplicación del acuerdo de paz firmado en 2018 en Sudán del Sur, que va con retraso respecto al calendario previsto.

En este sentido, el primer ministro sudanés ha destacado durante su discurso la determinación del bloque a mantener el principio de no interferencia y de “buscar una resolución pacífica a las disputas a través del diálogo, para preservar la paz, estabilidad y seguridad regional”.

“Nuestra reunión es una oportunidad para deliberar sobre problemas emergentes en nuestra región, así que espero que nuestras discusiones nos den una oportunidad de recibir información de Abiy sobre la situación y acontecimientos recientes en Etiopía”, ha manifestado.

Tras ello, el primer ministro etíope expresó a través de su cuenta en la red social Twitter su “profunda gratitud a los líderes de la IGAD por entender y reconocer como legales y legítimas las medidas de mantenimiento de la ley” en Tigray, así como por “expresar compromiso y apoyo a Etiopía”.

La ofensiva del Ejecutivo etíope contra el TPLF ha generado además una situación de desplazamiento de la población de la zona, 55.000 de los cuales han llegado a Sudán durante las últimas semanas, según datos de ONG de este país, tal y como ha recogido el portal de noticias Sudan Tribune.

Las autoridades federales etíopes anunciaron a finales de noviembre el fin de la ofensiva en Tigray, iniciada el 4 de noviembre por orden de Abiy tras un ataque ejecutado por el TPLF, que gobernaba en la región, contra una importante base del Ejército en la capital regional, Mekelle.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy, como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.