logo
Noticias 22/12/2020

Brexit.- Bruselas y Londres continúan las negociaciones sin resolver las diferencias que les alejan en pesca

Los equipos negociadores de la Unión Europea y Reino Unido seguirán las conversaciones el miércoles para tratar alcanzar un acuerdo de última hora a tiempo de evitar un Brexit sin marco de relación futura a partir de enero, a pesar de que las diferencias en materia pesquera no se atenúan y siguen alejándoles del entendimiento.

BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)

Los equipos negociadores de la Unión Europea y Reino Unido seguirán las conversaciones el miércoles para tratar alcanzar un acuerdo de última hora a tiempo de evitar un Brexit sin marco de relación futura a partir de enero, a pesar de que las diferencias en materia pesquera no se atenúan y siguen alejándoles del entendimiento.

“Estamos realmente en un momento crucial, estamos dando un impulso final”, ha dicho el negociador jefe europeo, Michel Barnier, a la prensa en Bruselas, en donde tienen lugar las negociaciones y en donde ha informado de la evolución en sendas reuniones con los embajadores de la UE y con los eurodiputados de la comisión de seguimiento del Brexit.

A apenas diez días para la ruptura, las partes han logrado cerrar la mayoría de las cuestiones que armarían el futuro acuerdo porque se han dado avances sustanciales en las últimas semanas, según fuentes diplomáticas, que admiten que, pese a todo, las diferencias sobre la pesca “siguen siendo difíciles de superar”.

En todo caso, las mismas fuentes recalcan que la Unión Europea no quiere ser quien abandone la mesa de negociaciones por falta de avances y mantiene que “no se cerrará la puerta a Reino Unido” y negociará “incluso más allá del 1 de enero” para lograr un acuerdo de futuro.

La Unión Europea critica que Reino Unido no quiera “moverse lo suficiente” para resolver el acceso de la flota europea a los caladeros británicos, mientras que los británicos afean al bloque que no acepte la soberanía de este país sobre sus aguas.

La última oferta británica pasaba por reducir un 60 por ciento el acceso de la flota europea a sus caladeros si se tenía en cuenta las especies pelágicas –como la caballa– o de un 35 por ciento si la cuenta se hacía sin ellas, pero la UE ve “inaceptable” todo recorte que vaya más allá del 25 por ciento, según han indicado a Europa Press varias fuentes europeas.

Apenas quedan unos días para que los negociadores alcancen un acuerdo a tiempo para que fuera posible su tramitación acelerada y entrada en vigor de manera “provisional”, esto es a pesar de no haber sido votada su ratificación en el Parlamento europeo, para evitar la ruptura a las bravas a partir del 1 de enero.

La Eurocámara ha abierto la puerta a aceptar una aplicación “provisional y parcial” del acuerdo si se resolvieran las diferencias en el último minuto, pero desde el Consejo ven con dudas la viabilidad de una aplicación parcial y apuestan por que si finalmente ha de entrar en vigor sin el proceso de ratificación completado sea en cualquier caso de manera total.

En cualquier caso, una aplicación provisional sujeta a la ratificación posterior de la Eurocámara es posible si el acuerdo llega este miércoles pero se complicaría si las negociaciones se dilatan, según fuentes europeas, que consideran que más allá del 26 de diciembre cualquier opción de acuerdo pasaría por un periodo, aunque fuera breve, de relaciones sin marco adoptado.