logo
BRIAN STRICKLAND - Archivo / Europa PressBRIAN STRICKLAND - Archivo / Europa Press
Noticias 22/12/2020

Salud.-La estimulación cerebral dirigida amortigua el dolor social en personas con trastornos psiquiátricos

El emparejamiento de la estimulación cerebral con una técnica de gestión de las emociones mitiga las emociones negativas, según una investigación publicada en la revista ‘JNeurosci’. La combinación puede mejorar la regulación emocional en personas con trastornos psiquiátricos.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El emparejamiento de la estimulación cerebral con una técnica de gestión de las emociones mitiga las emociones negativas, según una investigación publicada en la revista ‘JNeurosci’. La combinación puede mejorar la regulación emocional en personas con trastornos psiquiátricos.

Manejar las emociones es un componente clave para afrontar situaciones difíciles, algo complicado para las personas con trastornos psiquiátricos, como el trastorno de estrés postraumático.

El cerebro regula las emociones a través de la corteza prefrontal dorsolateral (CPFDL) y ventrolateral (CPFVL). Las dos regiones funcionan cambiando la atención y reinterpretando situaciones, respectivamente. Aprovechar los roles independientes y separados de estas regiones puede ofrecer un tratamiento novedoso para los síntomas emocionales de los trastornos psiquiátricos.

Los investigadores han conseguido mejorar la actividad cerebral de adultos sanos mediante estimulación magnética transcraneal mientras veían imágenes de dolor social. Los participantes calificaron sus emociones negativas justo después de ver la imagen, después de distraerse o después de realizar una interpretación positiva de la imagen (reevaluación).

La estimulación de cualquiera de las áreas de la corteza prefrontal disminuyó las emociones negativas, con efectos que duraron hasta una hora. La combinación de la estimulación CPFDL con la estrategia de distracción y la estimulación CPFVL con la estrategia de reevaluación disminuyó aún más las emociones negativas. Esto sugiere que la combinación de la estimulación cerebral dirigida con la estrategia de regulación adecuada podría mejorar las respuestas emocionales en los trastornos psiquiátricos.