logo
Noticias 22/12/2020

Siria.- EEUU impone sanciones contra la primera dama, el Banco Central y la Inteligencia militar de Siria

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este martes una nueva batería de sanciones contra altos cargos de Siria, que en este caso afectan a la primera dama, Asma al Assad, al Banco Central y a los servicios de Inteligencia militar del país asiático, sumido en una guerra desde 2011.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este martes una nueva batería de sanciones contra altos cargos de Siria, que en este caso afectan a la primera dama, Asma al Assad, al Banco Central y a los servicios de Inteligencia militar del país asiático, sumido en una guerra desde 2011.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha recordado que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas “adoptó por unanimidad” en 2015 la resolución 2254, que “fijaba con firmeza el único camino a una solución duradera al conflicto sirio”.

“Estados Unidos y la inmensa mayoría de la comunidad internacional siguen comprometidos con este plan digno para acabar con el sufrimiento del pueblo sirio”, ha dicho, antes de recalcar que “el régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad, apoyado por sus facilitadores y aliados, se niega a poner fin a esta guerra brutal e innecesaria contra el pueblo sirio”.

Así, ha recalcado que Washington impone sanciones contra Asma al Assad por “impedir los esfuerzos para promover una solución política” y ha acusado a la primera dama de “encabezar los esfuerzos en nombre del régimen para consolidar su poder económico y político, incluido el uso de sus llamadas organizaciones caritativas y de la sociedad civil”.

Así, Pompeo ha desvelado además sanciones contra varios familiares de Asma al Assad y ha resaltado que “las familias Al Assad y Ajras han acumulado sus riquezas obtenidas ilegalmente a expensas del pueblo sirio a través de su control de una red extensa e ilícita con lazos con Europa, el Golfo (Pérsico) y otros lugares”.

“Mientras el pueblo sirio sigue esperando largas colas para obtener pan, combustible y medicinas, mientras que el régimen de Al Assad elige recortar los subsidios para estos productos básicos que los sirios necesitan”, ha criticado Pompeo a través de un comunicado publicado por el Departamento de Estado.

Por otra parte, Pompeo ha desvelado sanciones contra la Inteligencia militar siria y su comandante, Kifá Mulhem, por “su papel como uno de los arquitectos del sufrimiento del pueblo sirio”, así como contra el Banco Central, la asesora de Al Assad Lina al Kinayé y el parlamentario Mohamed Masuti.

El Ejecutivo de Estados Unidos ya anunció en septiembre sanciones contra el jefe de los servicios de Inteligencia y el gobernador del Banco Central, por sus lazos con el presidente del país, en el marco de una campaña de medidas punitivas contra Damasco.

“RENDICIÓN DE CUENTAS”

“Estados Unidos seguirá buscando rendición de cuentas para los que prolongan este conflicto”, ha manifestado, antes de hacer hincapié en que “el pueblo sirio decidirá el futuro de Siria” y en que Washington “seguirá aplicando presión sobre el régimen de Siria hasta que haya progresos irreversibles hacia una transición política reclamada por la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”.

“Como piden la resolución 2254 y el Acuerdo de Ginebra, debe haber un alto el fuego a nivel nacional, rendición de cuentas por los actos cometidos durante el conflicto, elecciones libres y justas tras una nueva Constitución y la liberación de todas las personas detenidas de forma arbitraria. Este es el único camino hacia un futuro pacífico para el pueblo sirio”, ha remachado.

Washington ha incrementado sus sanciones contra Damasco desde la aprobación de la ‘Ley César’, que contempla sanciones para militares y otros responsables de atrocidades durante la guerra y a los que hayan prestado apoyo “a los esfuerzos militares del régimen de Al Assad”, además de apoyar a aquellos organismos que recaben pruebas sobre crímenes de guerra.

Asimismo, expande el anterior régimen de sanciones, al contener una cláusula contra instituciones gubernamentales e individuos que hagan negocios con Damasco, lo que podría afectar a los esfuerzos de reconstrucción que intenta llevar a cabo el Gobierno sirio.

La ley recibió el nombre por un desertor del Ejército sirio conocido por el alias de ‘César’, que tomó más de 55.000 imágenes tanto en la prisión como en los hospitales militares y que muestran unos 11.000 cuerpos desnutridos con signos de violencia, como golpes o estrangulación y otras formas de torturas.