logo
Noticias 22/12/2020

Uganda.- El PMA reduce las raciones de alimentos a 1,2 millones de refugiados en Uganda por falta de fondos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha anunciado este martes que a partir de febrero se verá obligado a reducir las raciones alimentarias mensuales que ofrece a 1,26 millones de refugiados en Uganda debido a la falta de fondos La agencia de la ONU ya tuvo que reducir sus raciones en un 30 por ciento en abril, lo que coincidió con el confinamiento por el coronavirus, y en febrero se procederá a un recorte del 10 por ciento adicional, por lo que solo recibirán el 60 por ciento del total.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha anunciado este martes que a partir de febrero se verá obligado a reducir las raciones alimentarias mensuales que ofrece a 1,26 millones de refugiados en Uganda debido a la falta de fondos

La agencia de la ONU ya tuvo que reducir sus raciones en un 30 por ciento en abril, lo que coincidió con el confinamiento por el coronavirus, y en febrero se procederá a un recorte del 10 por ciento adicional, por lo que solo recibirán el 60 por ciento del total.

“La COVID-19 no debe ser una excusa para que el mundo dé la espalda a los refugiados en este momento terrible”, ha sostenido el director del PMA para Uganda, El-Khidir Daloum. Aunque ha agradecido el apoyo de los donantes en 2019, ha destacado que “ahora mismo no podemos mantener ni siquiera la asistencia alimentaria básica y los más pobres serán los que más sufran ya que tendremos que reducirla aún más”.

El PMA necesita de forma inmediata 95,8 millones de dólares para poder entregar las raciones completas a los refugiados en Uganda, en su mayoría sursudaneses, en los próximos seis meses.

Así las cosas, el organismo ha advertido que los más vulnerables, en particular mujeres, niños y ancianos, están expuestos a un mayor riesgo de desnutrición, lo cual a su vez puede afectar su sistema inmune y hacer que sean más propensos al contagio de enfermedades, en plena pandemia de coronavirus. De hecho, la región de Nilo Occidental, donde hay seis campos de refugiados, es uno de los principales focos de COVID-19 en el país.