logo
Noticias 23/12/2020

Etiopía/Sudán.- Sudán y Etiopía inician los trabajos sobre la demarcación de su frontera tras los últimos incidentes

Los gobiernos de Sudán y Etiopía han iniciado los trabajos sobre la demarcación de su frontera tras los últimos incidentes en la zona y después de la llegada de una delegación etíope de alto nivel a Jartum para abordar las tensiones de los últimos días.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Los gobiernos de Sudán y Etiopía han iniciado los trabajos sobre la demarcación de su frontera tras los últimos incidentes en la zona y después de la llegada de una delegación etíope de alto nivel a Jartum para abordar las tensiones de los últimos días.

Las reuniones están encabezadas por el ministro de Asuntos de Gobierno de Sudán, Omar Bashir Manis, y el ministro de Exteriores etíope, Demeke Mekonnen, quienes han apostado por una resolución dialogada a la situación, según ha informado la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

En este sentido, Manis ha ensalzado la “firme voluntad política” de ambas partes para demarcar la frontera y ha hablado de la existencia de “confianza mutua”, mientras que Demeke ha apostado por continuar las discusiones “para resolver el problema”.

El ministro de Exteriores etíope ha dicho que Adís Abeba “está muy preocupado” por los incidentes en las zonas fronteras y ha dicho que “hay un riesgo para los acuerdos alcanzados para mantener el ‘statu quo'” en estas áreas.

En este sentido, ha abogado por “reactivar los mecanismos existentes” y “encontrar una solución amistosa sobre el asentamiento y cultivo” en estas zonas, aparentemente en el centro de los últimos incidentes, según el portal de noticias Sudan Tribune.

El Gobierno sudanés denunció el 16 de diciembre en un comunicado publicado por el primer ministro, Abdalá Hamdok, que el ataque fue ejecutado contra una patrulla que “volvía a su base tras inspeccionar la zona en los alrededores de Yebel Abú Teyor, dentro de territorio sudanés”.

Fuentes militares sudanesas vincularon lo sucedido con un intento de estas fuerzas de impedir el despliegue del Ejército sudanés en zonas cultivadas por agricultores etíopes en territorio de Sudán, algo que fue permitido por el expresidente Omar Hasán al Bashir, derrocado en abril de 2019 en un golpe de Estado tras meses de movilizaciones en su contra, y sobre lo que las nuevas autoridades tienen una postura diferente.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Exteriores etíope, Dina Mufti, manifestó en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC que el incidente fue “una medida de precaución, después de que milicianos sudaneses intentaran cruzar la frontera para incautarse propiedades de agricultores etíopes”.

Así, argumentó que los hombres armados “entraron en campos de cultivo y se llevaron cosas”, antes de agregar que se adoptaron medidas para restaurar la situación. Pese a ello, recalcó que existe cooperación entre ambos países para resolver la situación, que ha achacado a diferencias en el seno de las autoridades sudanesas.

De esta forma, el portavoz del Gobierno sudanés, Faisal Mohamed Salé, ha incidido en la importancia de demarcar la frontera. “Cuando la frontera está demarcada, se puede discutir todo, incluido el asunto de los agricultores etíopes en territorio sudanés. Esa es la postura oficial del Gobierno de Sudán”, ha remachado.

Por otra parte, Demeke se ha reunido además con el ‘número dos’ del Consejo Soberano de Transición de Sudán, Mohamed Hamdan Dagalo, para abordar las relaciones bilaterales, sin que hayan trascendido detalles, tal y como ha recogido la cadena de televisión etíope Fana.

La tensión ha aumentado en la zona a raíz de la ofensiva de las fuerzas federales etíopes contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) en la región de Tigray, situada en el norte de Etiopía y en la frontera con Sudán, lo que ha provocado además que más de 50.000 personas hayan cruzado a territorio sudanés huyendo de los combates.

Las autoridades federales etíopes anunciaron a finales de noviembre el fin de la ofensiva en Tigray, iniciada el 4 de noviembre por orden de Abiy tras un ataque ejecutado por el TPLF, que gobernaba en la región, contra una importante base del Ejército en la capital regional, Mekelle.

La escalada bélica ha sido la culminación de un pulso que comenzó con la llegada al poder de Abiy, como primer oromo jefe de Gobierno. El TPLF fue el partido fuerte dentro de la coalición que gobernó Etiopía desde 1991, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), sustentada en las etnias.