logo
Noticias 25/12/2020

Afganistán.- Afganistán denuncia que la presencia de talibán en Afganistán es “una clara violación de su soberanía”

EEUU condena el asesinato de varios activistas y dice que esto “amenaza el proceso de paz”

EEUU condena el asesinato de varios activistas y dice que esto “amenaza el proceso de paz”

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Afganistán ha denunciado este viernes que la presencia de milicianos talibán en Pakistán es “una clara violación de su soberanía”, a raíz de los vídeos publicados sobre visitas de altos cargos en el país vecino, incluidas algunas a campamentos de entrenamiento e insurgentes heridos en combate.

El Ministerio de Exteriores afgano, que aplaudió la visita del ‘número dos’ de los talibán, el mulá Abdulghani Baradar, a Islamabad para reunirse con el primer ministro paquistaní, Imran Jan, y abordar el proceso de paz, ha expresado su “gran preocupación” por estos vídeos.

“La visita de representantes de los talibán a Pakistán y sus negociaciones con funcionarios paquistaníes generaron nuevas esperanzas de nuevos pasos para detener el derramamiento de sangre y lograr una paz sostenible en Afganistán”, ha destacado.

Así, ha subrayado que Kabul ha trasladado su “gratitud” a los esfuerzos de Pakistán para impulsar las conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibán y ha incidido en que “usará todos los medios disponibles para reducir la violencia, lograr un alto el fuego y allanar el camino para una resolución pacífica de la crisis”.

Por contra, ha criticado los vídeos en los que “los talibán aparecen junto a sus seguidores, se desvela la existencia de todos los líderes talibán en Pakistán y se reconocen sus continuadas actividades en territorio paquistaní”. “De especial preocupación es que algunos líderes talibán fueran vistos visitando campamentos de entrenamiento”, ha añadido.

En este sentido, ha hecho hincapié en que estas actividades y la presencia de líderes de los talibán en Pakistán “claramente viola la soberanía afgana” y “sigue causando crisis e inestabilidad en la región, una amenaza seria a la posibilidad de lograr una paz sostenible en Afganistán”.

“Pedimos al Gobierno paquistaní que no permita que su territorio sea usado por insurgentes y elementos que insisten en continuar la guerra y el derramamiento de sangre”, ha dicho, antes de apuntar que considera “vital” el cierre de “santuarios terroristas” y “el cese de actividades” de los talibán en el país vecino para lograr un acuerdo de paz.

Las autoridades afganas han acusado en numerosas ocasiones a Pakistán de dar apoyo a los talibán y de prolongar de esta forma el conflicto en el país. Jan ha abogado públicamente por impulsar el proceso de paz argumentando que la estabilidad en Afganistán sería beneficiosa por la región.

EEUU CONDENA EL ASESINATO DE ACTIVISTAS

Por otra parte, el representante especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad, ha condenado la ola de asesinatos de activistas en el país y ha destacado que “los que están detrás de estos ataques terroristas deben rendir cuentas”.

La activista afgana a favor de los derechos de las mujeres Freshta Kohistani fue asesinada el jueves en la provincia de Kapisa (noreste), apenas un día después de la muerte de un conocido activista en un ataque en la capital, Kabul.

El activista, Yusuf Rashid, era jefe de la organización no gubernamental Foro para la Elección Libre y Justa de Afganistán. Apenas dos días antes había muerto el periodista Rahmatulá Nikzad en un ataque en la provincia de Ghazni (centro).

Khalilzad ha indicado que “el asesinato de Rashid es censurable” y ha condenado igualmente el asesinato de Kohistani y la muerte de cinco trabajadores sanitarios en un ataque con bomba ejecutado el martes. “Las personas como Yusef y Farishta son esenciales para cualquier sociedad”, ha destacado.

“Son su conciencia y mantienen su corazón palpitante. No deben tener miedo, ser intimidados o, peor, asesinados. Vivir con tanta violencia no es una forma de vivir. Crea un clima de miedo. El miedo llevará a más afganos a abandonar su patria. ¿Quién quedará entonces para defender los derechos y las libertades? No es la forma en la que una sociedad crecerá y prosperará”, ha argumentado.

Por ello, ha pedido que estos asesinatos “lleguen a su fin” y ha incidido en que “amenazan el proceso de paz”. “El pueblo afgano pide paz. Un alto el fuego y un acuerdo político son algo urgente. Pido a las partes negociadoras que redoblen sus esfuerzos. Estamos preparados a ayudar”, ha remachado.

Estos asesinatos tienen lugar en medio de un repunte de la violencia en Afganistán a pesar de las conversaciones de paz entre el Gobierno y los talibán, que hasta la fecha han rechazado declarar un alto el fuego, a pesar de las peticiones de Kabul y de la comunidad internacional.

Durante los últimos días ha habido un cruce de declaraciones entre el Gobierno y los insurgentes relativo al lugar donde se celebrarán los próximos contactos. El presidente, Ashraf Ghani, ha defendido que sea dentro de Afganistán, mientras que los talibán han insistido en que el acuerdo sobre la ‘hoja de ruta’ del proceso contempla que los contactos sigan teniendo lugar en la capital de Qatar, Doha.