logo
Noticias 26/12/2020

Argentina.- Más de un millón de hectáreas arrasadas por el fuego en Argentina este año marcado por la sequía y La Niña

El Servicio Nacional de Manejo del Fuego de Argentina (SNMF) ha informado de que más de un millón de hectáreas han sido arrasadas este 2020 por el fuego causado por incendios en un contexto marcado por la sequía y el fenómeno de La Niña, y en el que el 95 por ciento de los incendios han sido causados por humanos.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Servicio Nacional de Manejo del Fuego de Argentina (SNMF) ha informado de que más de un millón de hectáreas han sido arrasadas este 2020 por el fuego causado por incendios en un contexto marcado por la sequía y el fenómeno de La Niña, y en el que el 95 por ciento de los incendios han sido causados por humanos.

El organismo institucional ha remarcado, además, que esta situación se ha dado en un contexto de sequía prolongada, a lo que se suma “el efecto que produce La Niña, que eleva las temperaturas y hace que los períodos de lluvia sean menos frecuentes”, ha destacado el director del SNMF, Alberto Seufferheld, en declaraciones a la agencia estatal de noticias Télam.

La Niña, asimismo, ha provocado que más cantidad de masa boscosa o pastizales se hayan secado con mayor rapidez y en más superficie, ha subrayado Seufferheld.

Así, entre el 1 de enero y el 15 de diciembre, la superficie estimada afectada por los incendios ha sido de 1.080.846,98 hectáreas, siendo las provincias de Córdoba y Entre Ríos las que más afectadas se han visto.

En la otra parte de la tabla de provincias afectadas se sitúa San Juan, que no ha registrado ningún incendio en todo 2020.

Estas cifras tan altas se explican, según Seufferheld, porque “en condiciones normales, hay un porcentaje alto de afectación por el hombre, pero en condiciones húmedas no hay grandes superficies de fuego”, no obstante, con las condiciones “extremas” registradas, con márgenes históricas de temperatura y sequedad, “se complicó”.

En este sentido, el organismo ha reseñado que el 95 por ciento de los incendios fueron provocados por causas antropogénicas, por ejemplo, “en el Norte mucho tuvo que ver con el uso de la quema para sacar la caña en la cosecha y los rastrojos”, mientas que “en algunos lugares por necesidad de mejoramiento de pastura”.

Las negligencias también han jugado un papel relevante en las causas de estos incendios, como en la Patagonia, donde principalmente estuvieron relacionados “con la quema de residuos forestales sin cuidados”.

Por estos motivos, el director del SNMF ha asegurado que “hay que cambiar la cultura, el uso del fuego como herramienta tiene que tener cierta formación. Eso arranca desde lo local, pensar qué hacer con los depósitos de los residuos forestales y evitar los accidentes”.

Aunque los incendios hayan sido provocados en su mayoría por el ser humano, desde las organizaciones de la sociedad civil han advertido de las consecuencias de la crisis climáticas es este tipo de escenarios.

Desde el colectivos Fridays For Future han señalado que ha sido “una de las peores temporadas de incendios en décadas. El avance de la crisis climática y ecológica, con todo lo que eso implica en el aumento de temperatura y cambios más bruscos del clima, ha significado que los ecosistemas vean perjudicada su resiliencia, ya que se alteran los equilibrios de los bosques, humedales o selvas que son muy frágiles”.

Las organizaciones ambientales, según recoge Télam, han celebrado la ratificación de la Ley del Fuego, aprobada este mes de diciembre por el Senado del país, que protege los ecosistemas de los incendios accidentales o intencionales y prohíbe la venta de terrenos incendiados en plazos de entre 30 y 60 años para evitar prácticas especulativas.

No obstante, han recordado la necesidad de aprobar una Ley de Humedales y de medidas de adaptación a la crisis climática.