logo
Noticias 26/12/2020

China.- Human Rights Watch urge a China a liberar a periodistas detenidos

Human Rights Watch (HRW) ha instado a las autoridades de China a acabar con las “detenciones arbitrarias” de periodistas y activistas haciendo coberturas independientes y a liberar a aquellos que ha arrestado.

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Human Rights Watch (HRW) ha instado a las autoridades de China a acabar con las “detenciones arbitrarias” de periodistas y activistas haciendo coberturas independientes y a liberar a aquellos que ha arrestado.

La organización ha señalado que desde primeros de diciembre de este año se han intensificado las detenciones de periodistas, después de que China hubiera expulsado a 12 corresponsales extranjeros anteriormente.

Entre los casos mencionados, se encuentra el del activista Ou Biaofeng, detenido en Hunán, en base al artículo 23 del código penal chino: “buscar peleas y a causar conflicto”, delito por el que podría tener una pena de hasta 5 años de cárcel. Ou había dado voz a detractores del Gobierno chino.

Otro de los casos citados es el del periodista de Bloomberg Haze Fan que fue detenido el pasado 7 de diciembre por “poner en peligro la seguridad nacional”, mientras que el 16 le ocurrió lo mismo a Du Bin, un periodista que había trabajado como fotógrafo colaborador con ‘The New York Times’ y que según sus amigos trabajaba en un libro crítico con el Gobierno.

“El Gobierno chino parece no haber aprendido nada de su bloqueo informativo tras el estallido de la COVID-19”, ha afirmado en un comunicado el investigador chino de HRW, Yaqiu Wang.

Desde el inicio de la pandemia a finales de 2019 en Wuhan, China ha detenido a varios activistas que trataban de informar de lo que estaba ocurriendo en la ‘zona cero’ del origen del virus y aunque algunos han sido liberadores, de otros se desconoce su paradero.

El próximo lunes se juzgará a la periodista ciudadana Zhang Zhan en Shangai después de que fuera detenida por intentar informar desde Wuhan el pasado febrero. El abogado de Zhang ha denunciado que ha sido alimentada a la fuerza después de intentar ponerse en huelga de hambre y que su salud de está deteriorando.

Uno de los detenidos de los que se desconoce su paradero es Fang Bin, un empresario de Wuhan que fue detenido por publicar vídeos de los hospitales de la ciudad en febrero.

HRW acusa al Gobierno chino de intentar mantener bajo control la narrativa sobre el coronavirus silenciando a los periodistas independientes mientras utilizaban ‘software’ especializado, censores de internet y trolls digitales.