logo
PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo / Europa PressPRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo / Europa Press
Noticias 28/12/2020

Sudán del Sur.- Riek Machar destaca que los puntos pendientes del acuerdo de paz serán aplicados en 2021

El presidente de Sudán del Sur hace un llamamiento al fin de los enfrentamientos intercomunitarios

El presidente de Sudán del Sur hace un llamamiento al fin de los enfrentamientos intercomunitarios

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El antiguo líder rebelde y actual vicepresidente primero de Sudán del Sur, Riek Machar, ha destacado que los puntos pendientes del acuerdo de paz firmado en 2018 serán puestos en marcha en 2021, incluida la unificación del Ejército y el nombramiento de los gobernadores estatales.

“Con esta Navidad y el nuevo año, muchas cosas cambiarán. Soy optimista sobre la posibilidad de completar la formación del Gobierno de unidad a todos los niveles”, ha manifestado en un discurso a la nación, según ha informado la emisora sursudanesa Eye Radio.

“También soy optimista sobre lograr aplicar los acuerdos de seguridad para formar el nuevo Ejército, que será unificado, la nueva Policía, que será unificada, y la nueva seguridad, que será unificada junto a otras fuerzas organizadas”, ha señalado.

“Esto es importante para nuestro pueblo, dado que el asunto más importante es la seguridad de sus propias vidas y de sus propiedades”, ha recalcado, al tiempo que ha hecho un llamamiento a la población para que apoye al Gobierno de unidad.

El Gobierno de unidad en Sudán del Sur echó a andar en febrero, tras la materialización del acuerdo de paz firmado en 2018 por el presidente sursudanés, Salva Kiir, y Machar, quien fue nombrado nuevamente para el cargo que ocupaba antes de la guerra civil.

Sin embargo, aún quedan algunos puntos importantes pendientes para la aplicación del acuerdo de paz, incluidos la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará a cargo de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.

En este sentido, el jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), David Shearer, apuntó el 16 de diciembre a una “demora” en el proceso de aplicación del acuerdo de paz y advirtió de que las condiciones actuales en el país podrían provocar una “tormenta perfecta” para su población.

Por otra parte, Kiir ha hecho durante el fin de semana un llamamiento al fin de los enfrentamientos intercomunitarios, al alza durante los últimos meses, especialmente en los estados situados en el cinturón central, para lograr restaurar la paz en el país africano.

Kiir, quien ha recalcado durante un concierto a favor de la unidad que “no hay espacio para el tribalismo” en el país, ha apostado por “una nueva oleada de paz y desarrollo” a partir del inicio de 2021, según ha recogido la emisora sursudanesa Eye Radio.

Durante el fin de semana han muerto al menos doce personas en enfrentamientos entre miembros de la comunidad mundari debido a disputas sobre el control del ganado en el condado de Lainya, según ha indicado el jefe de esta zona, Simon Ladu.

El propio Shearer afirmó a mediados de noviembre que más de un millar de personas murieron en enfrentamientos intercomunitarios registrados en Sudán del Sur durante el primer semestre del año, en medio de un repunte de las tensiones étnicas en el país africano a pesar del descenso de la violencia política tras el acuerdo de paz de 2018.

Así, resaltó que “hay muchas personas que quieren llevar a cabo ataques en venganza por las personas que han muerto”, antes de agregar que existe “el potencial de más conflicto en estas zonas”.

“Es muy importante que seamos capaces de iniciar un diálogo entre las distintas comunidades, en lugar de dejarlos sin resolver y que se dirijan a una nueva guerra”, defendió, antes de alertar del “efecto enormemente devastador” de estos enfrentamientos en las comunidades locales.

Estos enfrentamientos suelen estar motivados por los intentos de robo de ganado y las disputas entre pastores y agricultores en las zonas más fértiles del país, especialmente a causa del aumento de la desertificación y el desplazamiento de poblaciones.