logo
GOBIERNO DE ARGELIA / Europa PressGOBIERNO DE ARGELIA / Europa Press
Noticias 30/12/2020

Coronavirus.- El presidente de Argelia regresa al país después de dos meses tratándose de la COVID-19 en Alemania

El presidente de Argelia, Abdelmayid Tebune, ha regresado este martes al país después de haber pasado dos meses en Alemania en un hospital tratándose tras su contagio de coronavirus a finales de octubre.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de Argelia, Abdelmayid Tebune, ha regresado este martes al país después de haber pasado dos meses en Alemania en un hospital tratándose tras su contagio de coronavirus a finales de octubre.

A su llegada, Tebune ha sido recibido por el presidente interino del Consejo de la Nación, Salah Goudjil, el presidente de la Asamblea Popular Nacional, Slimane Chenine, el presidente del Consejo Constitucional, Kamel Fenniche, el primer ministro, Abdelaziz Djerad, y el Jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional Popular, Said Chanegriha.

Tebune ha resaltado que haber estado “lejos de la patria ha sido particularmente difícil, especialmente siendo alguien que ocupa un cargo de alto nivel”, según declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias de Argelia APS.

El presidente está “completamente recuperado” y ha aprovechado la ocasión para dar su discurso de fin de año, asegurando que desea “al pueblo argelino todo lo mejor y un nuevo año lleno de alegría, especialmente para los más necesitados”.

El mandatario, de 74 años, fue trasladado a Alemania para recibir atención médica especializada, y el pasado 13 de diciembre reapareció por primera vez, coincidiendo con la conmemoración del primer aniversario de su elección como jefe del Estado, visiblemente cansado y más delgado.

Tebune entró en “cuarentena voluntaria” el pasado 24 de octubre después de que varios de sus ayudantes sufrieran síntomas de coronavirus. Días después, fue trasladado a un hospital especializado en Alemania.

El actual mandatario resultó elegido en diciembre del año pasado, ocho meses después de que su longevo predecesor, Abdelaziz Buteflika, se viera obligado a dimitir por las protestas populares.