logo
Los bancos esperan un aumento importante en la cartera vencida, derivado de la crisis del coronavirus / Foto: CuartoscuroLos bancos esperan un aumento importante en la cartera vencida, derivado de la crisis del coronavirus / Foto: Cuartoscuro
Noticias 21/01/2021

#BancaExplica: Beneficios de la domiciliación

Domiciliar, o la domiciliación, tiene muchas ventajas; la primera y más evidente es que nos ayuda a no olvidar pagos.

El ajetreo del día a día, junto con las múltiples actividades y obligaciones que tenemos, facilita que en ocasiones olvidemos cosas importantes. Mientras que puede haber ocasiones en las que no se trate de algo grave, los pagos no perdonan.

La domiciliación surge como un mecanismo de apoyo para realizar pagos puntuales. Se trata de una forma de pago con la que se da la instrucción al banco para atender, periódicamente y hasta nuevo aviso, los recibos de una empresa. A través de este mandato, el titular de una cuenta instruye a su banco, o a un tercero, a que con cargo a dicha cuenta se paguen los recibos.

Esta herramienta permite que una empresa o entidad puede utilizarlo para cobrar sus facturas o recibos a través de transacciones de cargo en las cuentas de sus clientes en bancos distintos al que estos tienen su cuenta, y ofrece el servicio de pago de bienes, servicios periódicos o recurrentes, impuestos, contribuciones y más.

El proceso de domiciliación integra la participación de al menos cinco sujetos: el titular de la cuenta de cargo, quien es también el beneficiario de los bienes o servicios a cobrar; el banco receptor, que es la institución en la que la persona titular de la cuenta de cargo tiene su cuenta; la empresa emisora de recibos, que es la compañía que presta un servicio o bien; el banco prestador, o banco en que la empresa emisora tiene su cuenta; y la cámara de compensación, que es la entidad que intermedia entre el banco receptor y el banco prestador.

Realizar la domiciliación es sencillo. Para hacerla, el cliente debe instruir a su banco (banco receptor) a autorizar el pago vía su tarjeta de débito, de los importes especificados por el banco emisor, todo con base en las disposiciones emitidas por el Banco de México. Para hacerlo, se requiere un formato de alta de domiciliación y copia de identificación oficial. Con ello, se determina una fecha específica para el cargo, así como el monto establecido que se cobrará periódicamente.

Domiciliar tiene muchas ventajas. La primera y más evidente es que nos ayuda a no olvidar pagos. Además, nos permite ahorrar tiempo al no tener que trasladarnos a sucursales para realizar pagos y evita el corte, recargos o intereses por no pagar los servicios. Además, ante la contingencia sanitaria provocada por el COVID-19, es una de las formas más seguras de pagar servicios.

Para sacarle el mayor provecho, es siempre oportuno tener el nombre del proveedor del bien, servicio o crédito que se desea pagar, así como revisar la periodicidad del pago, tener a la mano el número de cuenta, CLABE o tarjeta con la que se realizarán los cargos, y el vencimiento de la domiciliación, si es que se realiza por un plazo determinado.

Dentro de las recomendaciones de seguridad para su uso, cabe comentar que la autorización expresa del cliente a la Institución debería ser el primer factor de autenticación, así como tener en mente que el cliente cuenta con la capacidad de limitar el monto de la domiciliación, así como su vigencia.

En la Asociación de Bancos de México tenemos el compromiso de trabajar por brindar más y mejores servicios a los clientes y usuarios de la banca. Particularmente, en estos tiempos, en que las reglas de distanciamiento social son tan importantes como cumplir debidamente los compromisos crediticios, herramientas como la domiciliación son fundamentales. Por eso, ante cualquier duda o necesidad particular, les recordamos, acérquense a su banco, estamos para ayudarlos.

Por Grupo de Trabajo de Domiciliación Interbancaria de Recibos de la ABM