logo
Si la economía nocrece, no hay trabajo y los salarios se estancan o reducen / Foto: Cuartoscuro
Economía 15/04/2021

Mexicanos sufrirán desempleo y carencias, por reformas de AMLO

En 2021 la economía tendrá un rebote de 4.5%; pero “tristemente”, a partir de 2022, será difícil que llegue a 2.3%. Y ello, traerá menos oportunidades para los mexicanos, alertó el IMEF

La economía de México estará amarrado a tasas de crecimiento de 2% o menos, a partir de 2022; lo que traerá desempleo y menos oportunidades para los mexicanos, alertó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Ello, debido a la incertidumbre desatada por las reformas del presidente Andrés Manuel López Obrador; que han provocado una caída de 20% en la inversión y un ambiente menos favorable para hacer negocios.  

El presidente del Comité de Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Gabriel Casillas Olvera, señaló que en 2021 el país tendrá un rebote económico de 4.5%; que ni siquiera compensará la caída histórica de 8.5% de 2020, causada por el Covid-19.

Pero, apuntó, a partir del siguiente año será difícil que la economía mexicana  llegue al crecimiento de 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB); que promedió durante los últimos 40 años.

Falta de Inversión y carencias para mexicanos

Gabriel Casillas explicó que las reformas del gobierno de la 4T, como la eléctrica y de hidrocarburos, frenan las inversiones; y esto afecta directamente la capacidad de crecimiento futuro del país e impacta el dessarrollo de los mexicanos.

“En el sexenio anterior se llevaron a cabo reformas para atraer inversión; que mal, bien o como fuera, sí lograron inversiones. Pero en esta administración se hacen reformas para revertir esas reformas; y no se está haciendo ninguna para atraer inversión”, dijo.

El especialista del IMEF advirtió que cuando haya pasado “el ruido” del rebote económico de 2021 y del impulso de la recuperación de EU, el crecimiento potencial de México volverá a reducirse de forma significativa, por debajo de 2.3% del PIB.

“Y crecer menos significa menores oportunidades y menos empleo para los mexicanos. Y si este crecimiento potencial, que se está bajando, es por la caída de inversión, habrá falta de empleo, falta de oportunidades y menos ingresos fiscales”, puntualizó.