logo
El ex diplomático no frena sus actos de acoso sexual. / Foto: Francisco Guasco | Cuartoscuro
Noticias 01/05/2021

¿Qué fue de Andrés Roemer tras más de 60 acusaciones de abuso sexual?

Una mexicoamericana residente de Israel contó cómo el escritor la incomodó en el interior de un bar en la ciudad de Tel Aviv

Andrés Roemer, conocido por las múltiples acusaciones en su contra por abuso sexual y acoso, sigue en el ojo del huracán. El escritor se mudó a Israel tras la difusión de los actos que ha perpetuado. Sin embargo, ni en aquel país ha dejado de cometer dichas prácticas, según reporta el testimonio de una mujer a Reporte Índigo.

El ex diplomático se exilió en la ciudad de Tel Aviv, desde hace aproximadamente un mes. Allí conoció a la mujer que informó del hecho, gracias a una agente de bienes raíces que le ayudó a adquirir una propiedad a nombre de ‘Andrés Rosenberg‘.

De esta forma, Roemer argumentó no tener conocidos ni familia en la capital israelita, por lo que quería conocer a alguien capaz de orientarlo. Se puso en contacto con la mujer vía Whatsapp, quien tiene ascendencia mexicana y es originaria de Estados Unidos.

El acuerdo entre ambos terminó en una cita en un bar.

“Reservé en la barra justamente para que él no malinterpretara y pensara que se trataba de una cita, sino de una plática normal”, dijo .

Al encontrarse, Andrés Roemer trató de seducirla, al más puro estilo de como suele operar, según han dicho sus víctimas. La llenó de halagos, presumió que había ingresado al país por sus influencias y que estaba allí por Aliá, es decir, regresar a ‘tierra prometida’.

Después, empezó el acoso. Comenzó a tocarle las manos a la chica y la incomodó al instante.

“En ese momento comencé a tomar distancia, lo intentó mínimo unas tres veces. Seguía diciendo que estaba muy hermosa. A medida que tomó más copas, agarró confianza y me dijo que, si tuviera 20 años menos, me conquistaría, y si no estuviera casado también”, dijo.

Las copas siguieron y la incomodidad también. Andrés Roemer continuó haciendo gala de sus ‘puestos” en México, le ofreció trabajo y hasta le dio el visto bueno a esta mujer para andar con su hijo.

“Para lo que quieras estoy aquí… si es que quieres, lo que sea”, le presumió mientras le mostraba fotos de su casa en la colonia Roma.

El encuentro no pasó a mayores, aseguró la anónima. No obstante, al otro día descubrió la cascada de acusaciones contra el escritor en México. Roemer le envió un mensaje que ya no contestó.

“Un gusto platicar ayer. Espero todo bien contigo. Saludos”, mencionó en el texto de Whatsapp.

Te puede interesar: