logo

La noche del 3 de mayo del 2021, la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México sufrió una de las tragedias más importantes en su historia.

Entre las estaciones Olivo y Tezonco, de la polémica Línea Dorada, una de las trabes se venció, haciendo colapsar la estructura, dejando al menos 24 muertos y 80 heridos.

Usuario del Metro CDMX lamenta la tragedia de la Línea 12

#VIDEO 'Pudimos haber sido cualquiera de nosotros'. Usuario del #MetroCDMX lamenta la tragedia de la Línea 12 y se ve afectado por el cierre de la misma

Publicado por Publimetro México en Martes, 4 de mayo de 2021

Ante esto, el gobierno de Claudia Sheinbaum ha dado opciones de transporte a todos los ciudadanos del oriente de la ciudad para movilizarse a sus destinos, al poner en circulación autobuses concesionados del Servicio de Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y trolebuses desde Tláhuac hasta Mixcoac, misma ruta que integra la Línea 12.

Ante la alternativa de transporte por el colapso del vagón en la estación Olivos, la gente clase media que utiliza como principal medio de transporte el Metro, ha dejado entre ver sus molestias que causa el cierre total de esta Línea.

Los rostros de la Línea 12

Entre los testimonios que Publimetro pudo obtener al salir a las calles de esa zona de la ciudad, el principal problema que se reporta es el aumento del tiempo que le toma a la gente llegar a sus puestos de trabajo, ya que aumentará, en promedio, más de dos horas.

Tal y como lo narran los diferentes testigos, el tiempo de traslados aumentó, ya que parece imposible poder abordar uno de los RTP que implementó el Gobierno de la Ciudad.

“Si nos da temor, pavor… pero no hay de otra”

mencionó uno de los usuarios del Metro a Publimetro

Incluso, muchos de los testigos que han levantado la voz, han denunciado que a pesar del miedo que siempre hubo al tomar uno de los vagones de la Línea Dorada, era la única forma para poder llegar a su hogar, trabajo, o escuela y era una forma de poder conectar con el centro de la ciudad, sin sentirse desplazados en la periferia.

A pesar de que la tragedia quedará en la memoria de todos los citadinos, el problema de movilidad para aquellos que no tienen las posibilidades de comprar un automóvil o poder cubrir la cuota de un taxi, seguirá existiendo, aunque los usuarios exijan únicamente un transporte cómodo, seguro y eficaz.

Te recomendamos ver: