logo
El morenista aseguró que el instituto político al que pertenece no formará un bloque para frenar a los partidos de oposición en CDMX. / Foto: AXEL AMÉZQUITA El morenista aseguró que el instituto político al que pertenece no formará un bloque para frenar a los partidos de oposición en CDMX. / Foto: AXEL AMÉZQUITA
ciudad 08/07/2021

En CDMX no estamos empatados ni somos minoría: Armando Quintero

El alcalde electo de Iztacalco aseguró que Morena se mantuvo entre la preferencia del electorado de la Ciudad de México

Por : Daniel Flores @Daniel_17flores

La Ciudad de México mantiene una vocación de izquierda que ha sido histórica, por lo que Morena no se debilitó ni mucho menos perdió terreno, así lo aseguró Armando Quintero, alcalde reelecto de Iztacalco.

En su oficina central, el funcionario –que se dice morenista de hueso colorado– es contundente: Movimiento Regeneración Nacional sigue sólido, aunque acepta que hubo un pequeño segmento de la población que emitió un voto de castigo, mismo que terminó, asegura, el 6 de junio.

Él no la llama radiografía política, sino una tomografía electoral, a lo que sucedió en los pasados comicios, en donde retuvo la alcaldía de Iztacalco por tres años más.

Los retos son múltiples, detalla en entrevista con Publimetro, aunque se dice respaldado por los vecinos que se pronunciaron a favor de su proyecto político.

¿Qué se viene para Iztacalco?

— El mapa político de la Ciudad de México queda complejo, los publicistas de la derecha han querido vender la tesis de que la capital se dividió, por un lado, un azul y, en el otro, de guinda, que corresponde a Morena.

Pero no es así, esto es mucho más complejo. Está dividida la ciudad social, política y económicamente, nada es generalizable en la CDMX, es una vulgaridad que en una parte de la capital se diga que se pagan impuestos y que en la otra sólo se reciben beneficios.

Me tocó participar como candidato a diputado en la Asamblea Legislativa del DF en 2000, en ese entonces perdimos seis alcaldías y obtuvimos sólo 19 diputados, ahora mantenemos 32 legisladores, entonces seguimos con mayoría en el Congreso. No estamos empatados ni mucho menos en minoría, la experiencia que tenemos la vamos a ejercer como alcaldes y diputados locales.

¿Cuál es tu balance para Morena?

— Un segmento de la población, no territorial, decidió no votar por nosotros, nos dio un voto de castigo, pero éste se acabó en el momento del sufragio, es decir, el seis de junio, entonces Morena y el gobierno de la CDMX tienen tres años para recomponer el camino, reconstituir y recuperar ese segmento que no nos dio su voto por la campaña de odio que se desató y otros motivos.

Ahí yo ubico a Morena, lo mismo nos pasó en el 2000, pero por eso creo que para 2024 vamos a tener la certeza de recuperar la Ciudad de México, ya que –históricamente– la vocación de los habitantes de esta zona del país es de izquierda.

¿Se desfondó Morena?

— No lo hizo, si tú comparas con los compañeros que perdieron, por ejemplo, la compañera de Tlalpan, Gaby Osorio, si los comparamos con los votos que obtuvo Claudia Sheinbaum en su momento para delegada, la candidata de estas elecciones la duplicó.

Lo que sucedió es que hubo una participación mucho mayor a la esperada –y tomando en cuenta que estos tres partidos formaron una alianza–, pero por fuerza política, los superamos por mucho, lo que pasó es que hubo segmentos que históricamente no salían a emitir su sufragio. El voto secreto por Morena fue sustantivamente más alto que cualquier otro partido político.

Situación similar en Coyoacán y en otras alcaldías donde los candidatos de Regeneración Nacional obtuvieron una cifra de votos histórica.

¿En Iztacalco se fraccionó el voto?

— Para nada, salimos invictos, se eligieron cuatros cargos: un diputado federal, dos diputaciones locales y el alcalde; las cuatro las ganamos como Morena. Le saqué 17 puntos de diferencia al PAN.

¿Qué se tiene que mejorar en los próximos tres años?

— La infraestructura pública. En estos tres años nos hemos dedicado a recuperar varias colonias de la demarcación y en esta segunda oportunidad que la gente nos dio es reforzar todos los servicios públicos.

En seguridad vamos bastante bien, nos colocan en segundo lugar en disminución de alto impacto, mientras que en la evaluación que hace el gobierno capitalino también vamos en segundo lugar.

Cuando entre había mil 200 delitos al mes, ahorita en la actualidad estamos en poco más de 700 delitos. De cada diez vecinos que yo saludaba en mi pasada campaña electoral diez me decían que batallan con la inseguridad.

Ahora lo que tendremos que hacer y hemos detectado es el desazolve en las calles y drenajes de las colonias de la demarcación.

“Es una mentira decir que en el surponiente se pagan impuestos y que en nororiente se les condonan”