logo
/ AP / AP
Mundo 19/07/2021

La respuesta de Israel a la decisión de Ben & Jerry’s

El gobierno de Israel respondió oficialmente al anuncio hecho por la compañía de nieve Ben & Jerry’s de que dejará de vender sus productos en el “territorio ocupado palestino”.

Por : Publimetro

El gobierno de Israel respondió oficialmente al anuncio hecho por la compañía estadounidense de helado Ben & Jerry’s de que dejará de vender sus productos en el “territorio ocupado palestino”.

“La decisión de Ben & Jerry’s es una mala y equivocada. La decisión de la compañía constituye una rendición a la presión agresiva y continua de grupos extremistas anti-israelíes“, aseguró el vocero de la cancillería israelíLior Haiat, en un comunicado.

“La empresa está cooperando voluntariamente con el terrorismo económico, liderado por el movimiento BDS; un movimiento anti-israelí con matices antisemitas.

“La decisión es inmoral y discriminatoria, ya que va contra Israel, daña tanto a israelíes como a palestinos y alienta a los grupos extremistas que utilizan tácticas de intimidación.

“La decisión no solo no promueve la paz o una solución al conflicto palestino israelí, sino que fortalece a quienes se oponen a la reconciliación entre las 2 naciones y que piden la destrucción del Estado de Israel, reproduce el sitio digital Enlace judío.

“El anuncio de Unilever no puede ocultar el hecho de que decidió permitir que Ben & Jerry’s, una empresa de su propiedad, boicoteara inmoralmente a Israel.

“Se hace de la vista gorda ante una injusticia, cuando su declaración se basa en cláusulas contractuales, en lugar de expresar una postura moral inequívoca contra el movimiento BDS. Llamamos a Ben & Jerry’s para que dé marcha atrás a su decisión equivocada.

“Confiamos en que esta decisión equivocada resonará entre los muchos amigos de Israel en todo el mundo”, concluyó.

Asimismo, las dos figuras más importantes del gobierno israelí, el primer ministro Naftali Bennett, y el canciller Yair Lapid, se posicionaron en contra de la decisión de Ben & Jerry’s.

“Hay mucho helado; pero país solo tenemos uno. Ben & Jerry’s decidió etiquetarse a sí mismo como un helado anti-israelí“, escribió Bennett en una publicación en redes sociales.

“Esta es una decisión inmoral equivocada y creo que también resultará en un equívoco comercial. El boicot contra Israel, una democracia rodeada de islas terroristas, refleja una pérdida total del rumbo. El boicot no funciona y no funcionará y lo combatiremos con todas nuestras fuerzas”

Ben & Jerry’s y el ministerio de Relaciones Exteriores

Por su parte, Lapid acusó que la decisión es “una capitulación vergonzosa al antisemitismo, al BDS, a todo lo que es malo en el discurso anti-israelí y antijudío. No nos quedaremos callados.

“Más de 30 estados en EE. UU. han aprobado leyes anti-BDS en los últimos años. Tengo la intención de ir y solicitarles que hagan cumplir estas leyes en contra de Ben & Jerry’s, porque no nos tratarán de esta manera sin encontrar una repuesta”, agregó.

A las reacciones negativas en Israel se sumó también el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, que en un mensaje en inglés en sus redes sociales dijo: “Ahora los israelíes sabemos cuál helado NO comprar”.

Múltiples políticos también se unieron a la desaprobación contra Ben & Jerry’s.

Nir Barkat, exalcalde de Jerusalén y un aliado de Netanyahu en el partido Likud, afirmó: “El anuncio de Ben & Jerry’s internacional de que no venderá helados a los judíos es antisemita. A los judíos se les debe permitir residir, vivir y comer helado en todo el mundo y también en la tierra de nuestros antepasados”.