Tarjetas contactless, el adiós a boletos de Metro

Proveer a los capitalinos de los pases de entrada al Sistema de Transporte Colectivo Metro le cuesta a la CDMX entre 35 y 40 millones de pesos al año

Por Israel Zamarrón

El 1 de noviembre, cuando el director del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Jorge Gaviño, presentó la tarjeta Metro-Mastercard, dejó ver la posible sustitución del boleto por tarjetas.

“Es el primer gran paso hacia una modernización que de manera gradual permitirá que los millones de usuarios tengan una tarjeta de acceso a la Red, en lugar de un boleto magnético”, dijo en esa ocasión.

La tarjeta Metro-Mastercard cuenta con dos chips: uno para el saldo del STC y otro que funciona como monedero electrónico para poder comprar en establecimientos.

A este tipo de tarjetas se les conoce como contactless, ya que permiten realizar compras sólo acercando el plástico a la terminal punto de venta, permitiendo ahorrar tiempo.

De esta manera la tarjeta Metro-Mastercard, como la TDF, permite al pasajero evitar las filas de las taquillas del Metro, siempre y cuando cuente con el saldo suficiente.

Seguiría así los pasos del Metro de Santiago de Chile, que a partir del 15 de agosto de este año frenó la venta de boletos y a partir del 31 de diciembre dejará de ser admitido en el sistema de peaje para abrir el paso al uso de tarjeta con chip.

El costo de comprar boletos

La introducción y generalización del uso de tarjetas contactless podría significar el inicio del fin de la era de boleto magnético.

Además, el Metro eroga entre 33 y 40 millones de pesos al año en comprar boletos magnéticos para su posterior venta, y sólo lo hace a una empresa: Corporación Mexicana de Impresión S.A. de C.V.

Información obtenida por Publimetro vía transparencia indica que en 2013 el Metro pagó a dicha empresa 36 millones 215 mil 503.18 pesos por el servicio de fabricación y suministro de boletos.

En 2014, por el mismo concepto, se erogaron 35 millones 721 mil 717.08 pesos; en 2015 fueron nueve millones de pesos y el año pasado 33 millones 904 mil 369.80 pesos. En este año el Metro pagó a Corporación Mexicana de Impresión 40 millones 334 mil 814.74 pesos; la compra de los boletos oscila entre las 800 mil y los 900 mil unidades.

Histórico del costo del boleto

  • 1969, 1.25 viejos pesos (menos de un centavo actual).
  • 1986, 1 viejo peso se redujo la tarifa en abril de 1986. 20 viejos pesos (cerca de dos centavos actuales) se aumentó en noviembre de ese mismo año.
  • 1987, 50 viejos pesos (cinco centavos actuales) era el costo. En mayo de ese año volvió a subir.
  • 100 viejos pesos (10 centavos actuales) fue el costo en diciembre de 1987.
  • 1989, 300 viejos pesos (30 centavos actuales).

Volvió a subir en diciembre de 1989.

  • 1991, 400 viejos pesos (40 centavos actuales). En noviembre de 1991 se dio otro incremento. *Sobrevino la crisis de 1994 y el peso mexicano perdió tres ceros.
  • 1995, 1 peso fue el ajuste que se dio en diciembre de 1995 tras la devaluación.
  • 1996, 1.30 pesos fue el costo, en noviembre de 1996, con el último regente de la Ciudad de México.
  • 1997, 1.50 pesos fue el costo que fijó, en diciembre de 1997, el primer jefe de gobierno, Cuauhtémoc Cárdenas.
  • 2002, 2.00 pesos aumentó la tarifa en enero de aquel año.
  • 2010, 3.00 pesos. Tras ocho años de mantener la tarifa, ésta aumentó en enero de ese año.
  • 2013, 5.00 pesos es el costo vigente desde diciembre de 2013.

Crece ingresos por venta de boletos y recargas

De 2005 a 2016, los ingresos al Metro por concepto de venta de boletos y recargas de tarjetas crecieron 162%, de acuerdo con datos proporcionados por el STC vía transparencia. Mientras en 2005 hubo ingresos por dos mil 701 millones 341 mil 454.35 pesos, en 2016 crecieron a más del doble: siete mil 97 millones 355 mil 391.91 pesos.

Metro Gráfico: Irene Hernández

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo