¡Aguas! con los fraudes y depósitos bancarios fantasma

La delincuencia se apodera de dos mil millones de pesos anuales a través de los engaños cometidos contra los usuarios de tarjetas de crédito

Por Mario Mendoza Rojas

Los usuarios de servicios financieros iniciaron 2016 con una nueva oleada de correos e intentos de fraudes bancarios, que utilizan como gancho la notificación de depósitos fantasma o la supuesta detección de actividad irregular en sus cuentas.

Se trata de una estafa que juega y se aprovecha de la curiosidad, avaricia, miedo e inocencia de las posibles víctimas, quienes ante la posibilidad de obtener dinero fácil, evitar que “alguien” les robe o por desconocimiento abren ligas apócrifas de algún banco, envían correos y hasta revelan sus números y contraseñas de sus tarjetas de crédito.

Para dimensionar el tamaño del problema, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reportó que tan sólo los fraudes relacionados a las tarjetas de crédito dejan más de dos mil millones de pesos anuales en ganancias a los delincuentes.

Depósitos fantasma

La Condusef explicó que para captar la atención de sus víctimas potenciales, los delincuentes hacen llegar correos electrónicos donde aseguran que el destinatario recibió un depósito –mayor a 10 mil pesos–, cuyos detalles y formas de cobro están contenidos en una liga externa al mail.

La sorpresa es que al abrir o tener acceso a dicha sección, las personas activan y dan acceso a virus o sistemas maliciosos –conocidos como malware– que se apoderan de la información, datos personales, claves de acceso e información susceptible de ser aprovechada para cometer un fraude.

Modus operandi

José M., cliente de Banamex, denunció a través de Publimetro que fue blanco de dichos delincuentes, mediante dos correos electrónicos: en el primero e-mail, le notificaron sobre la recepción de un supuesto depósito por 31 mil 900 pesos; el segundo, le alertaba sobre la intervención de su cuenta bancaria, desde Estados Unidos.

“En ambos casos, el correo estaba respaldado por logos, colores, secciones y mensajes que parecían originales, casi iguales a los que el banco presenta en su sitio web original, pero algunas secciones tenían tonos borrosos –que parecían un pantallazo– y la dirección electrónica había un error en el nombre de la institución: decía notificaciones@banmex.com’, en lugar de ‘banamex.com’.

“El truco estaba en que si no te das cuenta de tales detalles, te pedían que abrieras una ventana nueva, a través de la leyenda ‘Para mayor información ingrese a su Banca En Línea’, donde de seguro me robarían mis datos o me pedirían conformar los números de mi cuenta y las claves”, explicó.

¿Cómo me defiendo de estos fraudes? 

Con el fin de protegerte y evitar el acceso de la delincuencia a tus cuentas banacarias, la Condusef y la Asociación de Bancos de México (ABM) te recomiendan:

1. No des conocer –a nadie– tu Número de Identificación Personal (NIP) o los datos de seguridad y números de tus cuentas o tarjetas de crédito.

2. Nunca responsas a correo o llamadas que solicitan datos personales. Ningún banco te pide información de tus cuentas por correo electrónico o por teléfono.

3. Al realizar un pago, nunca pierdas de vista la Terminal Punto de Venta (TPV), así evitarás un doble cargo o que tu tarjeta sea clonada.

4. Utiliza tus plásticos bancarios en sitios comerciales debidamente establecidos.

5. Cuando compres por Internet, verifica que sean sitios seguros y serios; cerciórate que en la barra de direcciones aparezca el ícono de un candado cerrado y que el URL (Uniform Resource Locator) comience con “https”, en lugar del tradicional “http”, esto garantiza que el envío de tus datos será encriptado. 

6. Guarda tus vouchers para posibles aclaraciones por cargos no reconocidos. 

7. Antes de tirar a la basura algún documento que tenga información personal o financiera, destrúyelo por completo y verifica que ningún dato pueda ser extraído o sustraído, con fines delictivos.    

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo