¡Aguas! Inversión fácil, trampa o fraude seguro: Condusef

Las tandas, cajas de ahorro informales o las organizaciones que ofrecen ganancias extraordinarias pueden convertirse en un robo a tu bolsillo

Por Mario Mendoza Rojas

Ahorrar y obtener más dinero durante este año son dos de los propósitos más importantes para miles de mexicanos, pero hacerlo a través de sistemas informales como las famosas “tandas”, cajas de ahorro organizada por algún conocido o pseudo empresas que ofrecen intereses de 20% ó 40%, es un riesgo.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó al público tener cuidado con dichas prácticas, porque “una inversión fácil, puede ser una pérdida –o fraude– seguro”. Lo mejor es hacerlo a través de herramientas formales.

43% ahorra en tandas o bajo el colchón

El organismo señaló que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, alrededor de 43% de la población mexicana utiliza mecanismos de ahorro no formales, como las tandas, un método de ahorro que no es confiable ni recomendable.

Explicó que a través tal método, el dinero se devalúa y se convierte en una pérdida. “Si se incrementan los precios durante el tiempo en que estés en la tanda, al final podrás comprar menos cosas con el mismo dinero o si tenías planeado adquirir un producto –como una pantalla– tal vez esté más caro”.

Ello sin contar que este tipo de eventos no ofrecen ni un solo peso de rendimiento y, por el contrario, existe el riesgo latente de que el responsable (una vecina, un compañero de trabajo o hasta uno de tus amigo) huya con el dinero recolectado.

Ventajas del ahorro formal

Frente a dicho panorama, la Condusef señala que ahorrar a través de una institución financiera formal, registrada ante las autoridades financieras, como los bancos, cajas de ahorro y Sofipos o cualquier instrumento autorizado, tiene ventajas importantes: 

• Te permite ganar intereses y disponer de tu dinero sin problemas, de acuerdo al servicio contratado.

• Existe la certeza de que los recursos están protegidos por un seguro de depósito.

• La persona u organización responsable está localizable.

• Y en caso de fraude o acto ilegal, las autoridades financieras y judiciales pueden apoyarte solucionar el problema e imponer la sanción correspondiente.  

Tips de seguridad

Si desea ahorrar, la Condusef y los especialistas en finanzas personales te recomiendan:

1. Ahorra sin pretextos. Lo peor es saber que tus hábitos financieros son incorrectos y seguir viviendo en el engaño.

2. Define un porcentaje de tus ingresos a dicho fin. No importa que sean 10 ó 100 pesos mensuales, mientras deposites una parte de tu sueldo en una cuen­ta bancaria o Afore.

3. Haz un compromiso. Recuerda que ahorrar no es guardar el dinero que sobra, sino fijar un porcentaje antes de pagar deudas, hacer el súper o salir de compras. Los gastos del mes pueden ajustarse.

4. Acude a una sucursal del banco donde te depositan tu quincena, contrata una cuenta ce ahorro y solicita a la institución que transfiera –a esta última– un porcentaje determinado de tus ingresos. Cada persona decide cuánto; sólo pregunta por las condiciones de operación, comisiones, rendimientos y políticas de cancelación. 

Antes de contratar

• Compara y elige a las instituciones financieras que ofrezcan el producto con la mayor tasa de interés y que cobre menos comisiones.

2. Consulta el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres), herramienta que permite conocer información relativa a las instituciones financieras para efecto de su contratación.

3. En caso de que la empresa, persona moral o caja de ahorro no aparezca en dicho registro, busca otra opción porque se trata de una entidad que está incumpliendo con la normatividad o no es una institución financiera.

Loading...
Revisa el siguiente artículo