Banxico confirma deterioro en la economía mexicana

El Banco de México advierte que el país no crecerá más de 3% este año, cifra lejana la meta de 2.6 a 3.6% prevista por la Secretaría de Hacienda

Por Mario Mendoza Rojas

El Banco de México (Banxico) recortó su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana para 2016 y 2017. Para este año el ajuste fue de un rango de 2.5% a 3.5% a otro de 2% a 3% del Producto Interno Bruto (PIB).

En el siguiente periodo, anticipó el Banxico, la tasa esperada del PIB baja de un segmento de 3% a 4% a otro de 2.5% a 3.5% del PIB, lo cual se traduce en la cancelación de 20 mil nuevos empleos en las metas laborales de este año y 10 mil  más durante el próximo.

Lo anterior como resultado de un ajuste en la cantidad de empleos formales previstos para este año, de 710 a 730 mil puestos y de 760 mil a 750 mil plazas en 2017; lo cual “es congruente” o motivado por el retroceso en la tasa de desarrollo antes mencionada.     

A través de su Informe Trimestral de Octubre-Diciembre 2015, el organismo señaló dichos recortes en las previsiones de desarrollo nacional son resultado de las afectaciones causadas por la caída en el precio internacional del petróleo, la reducción de los ingresos que esto último causa, la debilidad del sector industrial mexicano y la “atonía” o “pobre crecimiento” de la economía global.

PIB por debajo de su potencial  

El gobernador del Banxico, Agustín Carstens, señaló que la combinación de dichos factores han afectado las perspectivas de desarrollo de nuestro país y admitió que aún cuando los fundamentales de la economía son sólidos, esto “no es suficiente” para alcanzar las tasas de crecimiento que ofrendan un mayor bienestar a la población.   

Incluso refirió que el avance de 2.5% que registró el PIB durante el año pasado, demuestra que la economía nacional se desarrolla “por debajo de su potencial” real, que según los analistas financieros debería alcanzar entre 5 y 6% anual. 

“México, como sea, sigue creciendo a tasas relativamente altas, pero no puede aislarse del comportamiento de la economía mundial”, que reporta un bajo crecimiento; ni de la volatilidad, ni de la caída de los precios del petróleo y ni del aplazamiento de las inversiones, dijo Carstens.

Cifras anuncian un deterioro 

Los datos presentados por Banxico confirman el deterioro económico nacional que los organismos financieros internacionales –como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), entre otros– han reportado en los últimos meses.

• Al inicio del año, el BM advirtió que la economía mexicana tendría un crecimiento de 2.8% durante 2016, cifra inferior al 3.2% que había previsto seis meses atrás.

• El FMI, por su parte, advirtió –a finales del año pasado– que el PIB mexicano apenas crecería 2.5% este año, cuando a mediados del año anteror había pronosticado una tasa de 2.8% para el PIB mexicano. 

• La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la OCDE ajustaron sus pronósticos de crecimiento para México a 2.5% y 3%, respectivamente.

• Esta semana, los empresarios mexicanos –a través de la encuesta que el Banxico aplica cada mes entre los analistas del sector privado– también recortaron sus previsiones económicas de 2.69% a 2.45% del PIB para este año.

• A pesar de todo ello, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dirigida por Luis Videgaray, mantiene la meta crecimiento del Gobierno mexicano en un rango de 2.6 a 3.6%.

Recuperación hasta 2018

Durante la presentación del Informe Trimestral del Banxico, Agustín Carstens anticipó que las condiciones negativas que afectan a la economía mexicana se mantendrán durante éste y el próximo año, por lo que sería hasta 2018 cuando el Producto Interno Bruto llegue a una tasa de 4% anual.

Ello, puntualizó, el funcionario depende del fortalecimiento del mercado interno, las inversiones y la creación de empleos esperadas como parte de las reformas estructurales implementadas por nuestro país, sobre todo en materia de energía.

Además de la recuperación de la economía global, las inversiones, un eventual repunte de los precios del petróleo y la reducción de la volatilidad financiera internacional provocada por los retrocesos en el mercado de los hidrocarburos, la debilidad en el crecimiento de China y algunas naciones de Europa.

 

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER:

Mark Zukerberg y los millonarios más jóvenes del mundo, según Forbes

Qué tipo de casa buscan los millennials

Profeco vigila tortillerías ante alza injustificada

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo