La inversión comienza en el hogar

Es importante generar en niños y jóvenes hábitos y conocimientos para aprender a ahorrar e invertir

Por GBM Fondos

A diferencia de las características de fenotipo que los padres heredan por genética a los hijos, la administración del dinero es un conocimiento que se aprende día a día con  las prácticas y costumbres que se ejercen en el hogar.

Por eso, es muy importante que los niños y jóvenes comiencen a generar hábitos y conocimientos sobre las ventajas de ahorrar e invertir. Así que esta vez te hablaremos de tres conceptos que puedes transmitir a tus hijos para ir fomentando en ellos las bases de un mejor manejo de los recursos.

1. Planear es parte de la vida. Una de las principales lecciones a transmitir a los hijos es sobre el orden del dinero y la planeación. El primer paso es enseñarles a segmentar los recursos por objetivos como: escuela, entretenimiento, viajes, imprevistos; y enseñarles a crear un plan específico para lograr cada uno de ellos.

Dependiendo la edad, los objetivos variarán. Sin embargo, no hay montos ni objetivos pequeños, la idea es inculcar en los niños y jóvenes el hábito de separar los recursos y  el concepto de la inversión.

2. No hay mejor lección que el ejemplo. Para transmitir cualquier idea, no hay mejor fórmula que el ejemplo. Así que ¿por qué no abres una inversión para un objetivo de tus hijos?, por ejemplo la educación.

En este sentido, supongamos que hubieras invertido tan sólo 100 mil pesos los últimos 15 años en un pagaré, el resultado sería 158 mil 101; en un fondo de inversión de deuda 211 mil 674; mientras que en una combinación de fondos de inversión 50% en deuda y 50% en renta variable 563 mil 312; incluso si sólo hubieras invertido en bolsa mediante uno de los fondos de inversión con mejor desempeño en México, GBMCRE, el resultado hubiera sido de un millón 760 mil 733.

Aunque es importante señalar que rendimientos del pasado no son garantía del desempeño en el futuro, sin embargo, esto es una muestra de los beneficios de invertir para tus hijos lo más temprano posible.
Existen alternativas que dependiendo el horizonte, tolerancia y perfil de inversionista están a tu alcance para potenciar los recursos en el tiempo.

3. El dinero siempre debe estar trabajando. Si el dinero no se usa para adquirir un bien o servicio, debe estar trabajando. Esta es una lección muy importante.  Es decir, muchas veces el ahorro se realiza de manera informal, acumulando el dinero en casa, pero eso no implica que estemos maximizando los recursos.

De hecho, si consideramos la inflación, cada día que esos recursos pasan ahí en la alcancía o ‘debajo del colchón’ estamos dejando de ganar y perdiendo poder adquisitivo.

Así que si eres un ahorrador e inversionista, es momento de que transmitas ese conocimiento a tus hijos. Y si no has empezado, hoy es el momento. Nunca es muy tarde para poner en práctica estas lecciones.

Encuentra más información en gbmfondos.com

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo