México cae en ranking de confianza de inversión extranjera

El país se desplomó nueve lugares y pierde atractivo ante los inversionistas por el fracaso de las metas de crecimiento e inversión del Gobierno

Por Mario Mendoza Rojas

En el último año, nuestro país cayó del noveno al puesto número 18 en el Índice de Confianza de Inversión Extrajera Directa 2016, publicado por la consultoría internacional AT Kearney, lo cual se traduce en una pérdida de atractivo para la llegada de capitales y nuevos negocios.

Dentro de los países de América, México ocupa el cuarto lugar en dicho ranking, detrás de Estados Unidos, que se ubica el primer sitio a nivel mundial; Canadá, en el peldaño tres; y Brasil, en el número 12. 

Con estos resultados, la economía mexicana perdió el importante atractivo y dinamismo en materia de Inversión Extranjera Directa (IED) que logró entre 2014 y 2015, cuando avanzó del décimo segundo al noveno puesto, gracias a las expectativas generadas por las reformas estructurales. 

Bajo crecimiento “tumba” IED en México   

El ranking establece que el desplome –de nueve peldaños– entre 2016 y 2015 es resultado del incumplimiento de las metas de crecimiento del Gobierno federal y el recorte en los pronósticos de desarrollo de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

“Como resultado de las reformas estructurales, el Gobierno pronosticó tasas de crecimiento anual de 4.7% a 5.3% entre 2015 y 2018. 

Sin embargo, se espera que la expansión real sea significativamente menor. El FMI y de The Economist Intelligence estiman un avance de 2.4% a 3.3% en dicho lapso”, apuntó. 

Inversiones que nunca llegaron

El estudio publicado por AT Kearney evidenció que México perdió oportunidades de inversión importantes y ello obedece –otra vez– al incumplimiento en los objetivos de capital fijados para las reformas estructurales y a los recortes presupuestarios aplicados por el Gobierno. 

“Con la reforma energética se esperaba una inversión de 62 mil millones de dólares entre 2015 y 2018, sin embargo el monto real es muy inferior y apenas alcanzó alrededor 400 millones de dólares durante el año pasado” refirió.

De igual forma, indicó, se espera que como resultado de los cambios en telecomunicaciones lleguen 13 mil millones de dólares entre 2016 y 2018, que complementarían los cuatro mil 400 millones de dólares invertidos por AT&T en 2015.   

Dependencia hacia capital de EU

Ricardo Haneine, Socio de Kearney, reportó que la IED en México creció 13% en 2015, impulsada principalmente por la adquisición de Iusacell y Nextel por parte de AT&T, además de la compra de Vitro. 

Sin embargo, los 29 mil millones de dólares recibidos el año pasado están lejos de los 45 mil millones que se recibieron en 2013, el número más alto registrado. 

Además del descenso general México, dijo, el país no apareció mencionado dentro de los 25 destinos más atractivos para las inversiones europeas y asiáticas, lo que demuestra una clara dependencia del mercado estadounidense. 

Nada claro en el panorama económico 

Al hacer un balance sobre las perspectivas económicas de nuestro país, dicho índice advierte que –al igual que en otras naciones emergentes– existe una visión “mixta” entre los inversionistas que esperan que el panorama mejore o empeore durante este año.

Indicó que 22% de negocios esperan una tendencia positiva para el crecimiento de México, mientras que 18% considera que 2016 será “más negativo” que lo reportado durante el año pasado.

En este rubro Estados Unidos es el país con la mejor perspectiva, con 42% de los inversionistas a favor de un panorama “más positivo”, mientras que China tiene la calificación “más negativa”, con 28% de las opiniones en contra.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

• 1 de cada 5 trabajadores carece de prestaciones en México

• En riesgo de cierre 80 mil negocios y 160 mil empleos por Hoy No Circula

• México al noveno puesto global en visitas de turistas extranjeros

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo