El reto para las mamás trabajadoras en México

Panorama laboral. Una de cada 10 mamás renuncia porque no existen facilidades para equilibrar la tarea de ser madre y el trabajo

Por Publimetro

Según Inegi, en 2012, del total de la población ocupada en el país, tres millones 271 mil eran madres jefas de familia y el año pasado la cifra aumentó 14.6%. Sin embargo, aunque que las mujeres constituyen una importante parte de la fuerza laboral de nuestro país y en el mundo, el tema de su rol como trabajadora y encargada del hogar sigue constituyendo un tema de importancia.
Ivonne Vargas, especialista en Recursos Humanos de Bumeran.com, explicó en un comunicado que si bien la preparación profesional de hombres y mujeres es proporcional, la proyección que ambos tengan de su carrera varía, principalmente, debido a que hombres y mujeres suelen planificar su desarrollo laboral diferente, a partir de la paternidad, por condiciones de la organización donde se desempeñen, pero también por propia planificación individual.

Esto se refleja en cifras que indican que, a diferencia de las mujeres, 25% de las veces los hombres son más propensos a destinar parte de su tiempo a un break (receso) para aspectos personales –como networking laboral que les permite buscar más y mejores  ascensos–, y que, de acuerdo con estadísticas, los varones suelen ser más felices en el trabajo que las mujeres ya que 75% de los varones reconoce estar satisfecho con el equilibrio vida y trabajo.

La experta reconoció que la división de roles es un tema ideológico que se ve agravado por la escasa flexibilidad en las organizaciones resultando en que muchas madres encuentran difícil tener un balance entre la maternidad y la vida laboral: según cifras internacionales, una de cada 10 mamás renuncia a su trabajo por no existir facilidades  para desarrollar su rol como madre y trabajadora.
Los números también respaldan que son necesarias medidas por parte de las empresas para garantizar que ser una buena madre no sea un impedimento para ser una excelente empleada o emprendedora.  

Tips
Bumeran.com propone tres prácticas para empoderar a las madres y ayudarlas a continuar con su desarrollo profesional.

• Aprovechar recursos. Uno de los esquemas más utilizados a nivel internacional en estos casos es el home office (trabajar en forma remota). Para mejor aprovechar este modelo es necesario plantear las metas y expectativa de desempeño con los jefes directos.  Las mamás profesionistas pueden tener una comunicación constante con sus jefes y pares sobre cómo se trabajará, cómo se entregan los resultados y en qué tiempo y con qué plataformas cuenta para desempeñar su trabajo.

• Redes de apoyo. A pesar de los cambios en la mentalidad colectiva, sigue siendo difícil enrolar más tiempo al hombre en las tareas familiares, por cuestión ideológica  e idiosincrática. De acuerdo con cifras internacionales, el hombre dedica sólo 3.6% de su tiempo a cuestiones de familia, por lo que el reto es hacer partícipe de estas obligaciones y actividades para dar oportunidad a la madre de enriquecer sus propias redes profesionales.  Si no hay apoyo del padre, es importante valorar otras redes de apoyo (familiares, amistades) para buscarse ese tiempo e invertirlo en desarrollo profesional.
• Actualización continua. Hay madres que optan por hacer una pausa en el trabajo para ocuparse de los primeros años de criananza, por lo que se convierte para ellas en una preocupación mantener vigentes sus habilidades y conocimientos en el ramo en que se desempeñan. Es indispensable que, aun en el rol de madre de familia, se invierta tiempo en continuar con la actualización de carrera a través de cursos, conferencias, pláticas y entrenamiento virtual.

TE RECOMENDAMOS

Cómo las redes ayudan a las mamás modernas

Loading...
Revisa el siguiente artículo