"Flor de la Abundancia", nuevo rostro de fraudes en México

Se trata de una "pirámide financiera" que usa WhatsApp y Facebook para reclutar inversionistas ingenuos, quienes pierden su dinero con mucha facilidad

Por Mario Mendoza Rojas

var VideoTV=”joDUkPvIG/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

Bajo la promesa de multiplicar tu dinero de forma rápida, sencilla y sin otro propósito que “ayudarse los unos a los otros”, se ha popularizado en México un nuevo tipo de fraude denominado “Flor de la Abundancia”.

Se trata de una pirámide donde una persona y seis ayudantes invitan a familiares, amigos, conocidos o contactos de las redes sociales a invertir desde tres mil hasta 27 mil pesos, sumas que son entregadas al organizador en espera de que escalar posiciones y llegar al centro de flor para recibir los réditos del depósito inicial.

El reclutamiento inicia a través de sitios web, Facebook e invitaciones personales, donde aseguran a los incautos que no hay riesgos porque todo se basa en cuatro valores o niveles por escalar: regalar (su dinero), atraer (a nuevos reclutas), apoyar (motivar a los participantes a cumplir con sus aportaciones a través de WhatsApp) y recibir (las supuestas ganancias cuando llegas al centro de la flor).

¿Todo es un fraude?

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) advirtió que quienes participan en este tipo de operaciones ponen en riesgo su dinero y se exponen a entregarlo y no recibir ni un solo peso.  

Informó que desde el año pasado se han registrado reportes sobre la llamada “Flor de la abundancia”, sobre todo en estados del norte del país como de Nuevo León y Coahuila, pero en las últimas semanas el sistema se ha popularizado en en Morelos, Puebla y la Ciudad de México, entre otras zonas.

Explicó que estas “pirámides” pseudofinancieras tienen un impacto muy importante entre la población, ya que prometen que –con una sola aportación– los participantes podrán obtener hasta ocho veces más del monto inicial.

Modus operandi

La Condusef explicó que dicho esquema tiene, por lo menos, seis denominaciones adicionales a la ya mencionada: “células de gratitud”, “bolas solidarias”, “Círculo de la Prosperidad”, “Rueda de la amistad” y “mandala”, cuya operación es difundida a través de redes sociales e incluso por mensajes de WhatsApp.

Explicó que el esquema funciona así:

• Cada flor se compone de 15 integrantes: ocho pétalos rosas, que son las personas que invierten; cuatro pétalos azules, ubicados en el segundo nivel, que se encargan de reclutar a dos integrantes cada uno; dos pétalos verdes, que apoyan al resto y promueven la entrega del dinero; y un botón, que ocupa el centro, quien recibe el dinero que aportan los ocho que están en la base. 

• Cada vez que se integra “una nueva flor”, a través de la estructura antes mencionada; el botón recibe el dinero de los pétalos rosas; el resto de flor se divide en dos partes iguales y todos van escalando hasta que –en teoría– los que una vez fueron pétalos rosas llegan a ser botones. 

• Según el procedimiento, promocionado en las redes sociales y videos de YouTube, los reclutados o nuevos pétalos recibirían su dinero –multiplicado por ocho– en un promedio de uno a tres meses, pero existen casos en que los organizadores ponen plazos de 12 días o una fecha limite en la que “se cierra la flor” y, cuando eso pasa, todos deben asumir las pérdidas.   

• En caso de que uno o varios participantes no cuenten con el dinero requerido, son financiados por aquellos que se encuentran en la cima, con la condición de que al momento de recibir su dinero lo paguen al doble y cumplan con la cuota de las dos personas que debieron reclutar.

• Además, el participante debe dejar un “regalo” en efectivo por la misma cantidad aportada.

La estructura es insostenible 

Frente a dichas condiciones, la Condusef advirtió al público que mantener estos sistemas requieren seguir captando dinero de nuevos “inversionistas” hasta llegar un momento en que se vuelven insostenibles y, al romperse la cadena, terminan en la disolución del esquema antes de que quienes ya aportaron puedan recuperar su inversión.

Tips: cómo evito caer en este frade

Ante tal escenario, la Condusef te recomienda:

1. Invertir su dinero en instituciones financieras reguladas y evitar caer en situaciones de riesgo o posibles fraudes.

2. Antes de confiar tu dinero a una institución, verificar que esté debidamente autorizada y regulada por las autoridades financieras y cuente con el seguro de depósito: bancos, cajas de ahorro o una Sociedad Financiera Popular (Sofipo).

3. Comparar y elegir la organización que ofrezca el producto con la tasa de interés o ganancia más alta y que cobre menos comisiones; además de confirmar que la entidad tenga una sucursal cerca de su casa o trabajo para evitar complicaciones.

4. Dudar de aquellas entidades que prometen rendimientos muy por encima de lo que se ofrece en el mercado.

5. Evitar las estructuras de ahorro o inversiones que no estén autorizadas o sean informales como las tandas o pirámides, ya que la Condusef no podrá defender a quienes tengan problemas al invertir en alguno de tales esquemas, ya que ni son una institución debidamente regulada, ni legalmente reconocida.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

• Limón caro hasta junio advierten productores

• SAT exige a bancos lista de clientes en paraísos fiscales

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo