La columna de GBMhomebroker. Índices, Fondos y Portafolios

El tema de la diversificación como una forma de reducir riesgos

Por Ivan Barona

En la pasada entrega hablamos acerca de la unidad básica de inversión en capitales: la acción. Definimos qué es, qué representa y dónde se pueden adquirir.

Esta vez abordaremos el tema de la diversificación como una forma de reducir riesgos, es por eso que la gente hace portafolios, compra fondos u opera índices. En otras palabras: combina acciones de diferentes empresas.

Empecemos por los índices. Un índice es una cartera de empresas representativas de una región o de un sector. En México, el índice principal es el IPC (Índice de Precios y Cotizaciones), cuya composición busca ser el reflejo de las empresas más grandes y bursátiles dentro del mercado mexicano.

Además de tener rebalanceos periódicos, una vez al año se anuncian las entradas y salidas para que estén vigentes el primer día de septiembre. (Cabe mencionar que existen otros índices como el Dow Jones, S&P, Nasdaq, etc.) Hoy en día la gente que busca replicar estos rendimientos lo hace adquiriendo fondos indizados o ETFs.

La composición de los índices suele ser la más estática y menos flexible para el inversionista. Un buen gestor de inversiones buscará obtener rendimientos superiores a los de los índices de referencia y es así como se suele juzgar su efectividad.

Los fondos de inversión son una de las maneras más sencillas de acceder a un instrumento diversificado gestionado por profesionales. Dentro de estas sociedades, las decisiones de inversión se toman por parte de comités especializados.

El precio del fondo fluctuará con base en los movimientos de las acciones que lo compone. En la última década los fondos de renta variable de GBM han liderado dentro de su categoría en México, superando a sus comparables de la industria y referentes.

Por último, hablemos de portafolios. Si un inversionista decide gestionar su cartera puede comprar directamente las acciones de diversas empresas. Esto tomando como base sus propios estudios, ideas de inversión o experiencia; o bien gestionado a través de un intermediario bursátil o por un asesor en inversiones.

La característica es que su cartera estará invertida en un conjunto de acciones de su elección y, en caso de que necesite liquidez o que los precios de determinada acción suban, se podrá vender esa posición. Estos portafolios suelen ser más flexibles, y dependiendo el perfil serían la opción más dinámica.

Recordemos que uno de los elementos de mayor peso al momento de invertir, independientemente de la estrategia, es la constancia y disciplina.

Que el ahorro constante sea el motor que impulse y potencialice la generación de patrimonio.

Ya sea que un inversionista decida participar en el mercado a través de índices, fondos de inversión, gestionando su propio portafolio, o con una mezcla de estas opciones, podrá hacerlo a través de la plataforma de GBMhomebroker.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo