Millennials "agujeran" economía y productividad de empresas

Las organizaciones pierden hasta cuatro meses al año de salarios, capacitación, producción y ventas por los hábitos laborales e intereses de dichos jóvenes

Por Mario Mendoza Rojas

Los hábitos laborales e intereses personales de los millennials –jóvenes nacidos entre 1981 y 1995– generan ‘hoyos’ en la economía de las empresas, reducen hasta 100% de la productividad de una área de trabajo y hacen perder entre dos y cuatro meses de salarios, capacitación y ventas al año.

Se trata de personas que viven al día; que gastan su dinero en viajes, gadgets y servicios o productos que generan experiencias satisfactorias y que son capaces de renunciar a un “buen puesto” para viajar y conocer otras ciudades o, bien, cuando sienten que su trabajo dejó de ser un reto.

Alejandro Cerda, director de la sociedad financiera HIR PYME, explicó que los millennials se han convertido en un costo y, al mismo tiempo, en una área de oportunidades para las empresas, ya que su hábitos, preferencias y formas de desarrollo contradicen los paradigmas actuales en la materia.

“Ellos viven al día, sin ahorros, con deudas y sin hijos cuando son jóvenes; no se casan a temprana edad ni compran un auto o casa, y –por ello– son capaces de dejar todo: trabajo, familia primaria –papás y hermanos– y hasta su pareja, con tal de alcanzar sus ideales y satisfactores personales.

“Por tales razones, esta generación se han convertido en un problema para la economía de cientos de organizaciones, que después de invertir en capacitación, ofrecerles un puesto e integrarlos en áreas estratégicas para aprovechar sus conocimientos y habilidades en el manejo de la tecnología, ven cómo renuncian”, apuntó.

¿Cuánto pierden las compañías?  

En una entrevista con Publimetro, el director de HIR PYME explicó que las pérdidas que generan los hábitos laborales e intereses de los millennials dependen del puesto, tamaño, actividades y salarios que las compañías les pagan.

Sin embargo, explicó, que las organizaciones suelen invertir y perder en un sólo año –cuando los jóvenes renuncian a la primera de cambio– de dos a cuatro meses de capacitación, salarios, prestaciones y tiempo necesario para obtener resultados, nuevos clientes y cerrar contratos.

“Y si tomamos en cuenta que 20% de los jóvenes no cumple ni siquiera un año en la empresa y cubren una función o departamento específico, donde sólo hay una persona a cargo, se puede perder hasta 100% de la productividad de una área completa”, apuntó.

Por ejemplo: un recién egresado de la universidad gana un promedio de siete y nueve mil pesos mensuales, eso da una aproximación a la inversión inicial que se puede perder al contratar a un millennial; más prestaciones, usos de equipos, electricidad y servicios dentro de las instalaciones.

Cifras reveladoras

De acuerdo a las empresas de consultoría y manejo de persona como Deloitte, Manpower y Kelly Services México, dicho panorama cobra una importancia relevante debido a que: 

• Los millennials representan hasta 30% de la fuerza laboral –de los hombres y mujeres que trabajan– en los países de América Latina.

• En México ya alcanzan 52% de los empleados en activo.

• En 2025 alcanzarán hasta 75% de la fuerza laboral de países como el nuestro.

• Y cientos de ellos ocuparán cargos directivos, tomarán decisiones e integrarán a nuevos equipos de trabajo.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

• Indemnizarán a Pymes afectadas por conflicto magisterial

• 9 tips para que las tarjetas no amarguen tus vacaciones de verano

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo