5 tips para un feliz regreso a clases sin morir en el intento

El 60% de los pequeños regresan a la escuela muy estresados; la solución: tener paciencia, comunicación, más horas de sueño y un tanto de disciplina

Por Mario Mendoza Rojas

El regreso a clases es un motivo de estrés para seis de cada 10 niños mexicanos, quienes el 23 de agosto próximo deberán retomar sus actividades escolares, hacer un esfuerzo para levantarse temprano y hacer su mayor esfuerzo para los mejores resultados académicos. 

Raúl Aguado, psicoterapeuta infantil explicó que dicho evento resulta conflictivo para la mayoría de las familias, debido a la presiones que provoca el compromiso de llegar puntual a la escuela, dejar la diversión del verano y poner atención a las clases. 

A dos semanas del arranque del inicio escolar, apuntó que lo más importante en dichos temas es no afectar la autoestima de los pequeños, evitar gritarles, no provocar miedo y ayudarlos a retomar sus actividades escolares poco a poco.

¿Que debo hacer?

Para lograr tales objetivos y tener un regreso feliz a clases sin morir en el intento, el especialista del Centro Diagnóstico y Atención Integral (www.centrodai.org), te recomienda 

1. Súmale tiempo al sueño 

Es necesario que los pequeños asistan a la escuela descansados y con –por lo menos– ocho horas de sueño placentero y reparador, que les permitan rendir al 100%; de lo contrario, iniciarían el nuevo ciclo escolar con problemas de atención, concentración y estrés.

Los papás deben explicar a sus hijos que es necesario limitar –de forma paulatina– las horas dedicadas a los videojuegos, las películas, los juegos y las pijamadas que disfrutaron durante el verano. Lo ideal es que tres o cuatro días antes de reiniciar las actividades académicas, los niños se ajusten a los horarios en que deberán dormir, despertar, bañarse, comer, estudiar, hacer tareas y divertirse.

2. Comienza con juegos cotidianos que integran el aprendizaje 

Durante las vacaciones los niños se desconectan de todas las actividades escolar y los padres lo permiten porque creen que su cerebro necesita descanso, lo cual afecta el proceso de aprendizaje y les plantea muchos obstáculos para reconectarse con las clases.   

Para evitarlo, implementa actividades cotidianas que estimulen su capacidad cognitiva natural. Por ejemplo: si el niño está asimilando el proceso de lecto–escritura en la escuela, invítalo a leer todos los anuncios que estén a su alrededor; o cuando vayan a la tienda, pídele que realice todas las operaciones aritméticas necesarias para descubrir cuanto le darán de cambio.

3. Hazlos participes en las compras de útiles y uniformes

Un elemento que prepara a los estudiantes y les genera una expectativa positiva entorno al regreso a clases es la compra de los útiles, la mochila y el uniforme que usaran. Si se involucran en tal proceso, los pequeños tendrán un deseo fuerte por iniciar las clases. 

Para aprovechar tal impulso, pídeles que te acompañen a surtir la lista escolar, explícales por qué es importante comparar precios y calidad, usar los descuentos o promociones de la temporada y hacer compras inteligentes.

4. Mentaliza a tus hijos y prepáralos emocionalmente 

Muchos padres dan por hecho que los niños y niñas entienden el significado de iniciar un nuevo ciclo escolar, pero ignoran que muchas veces se sienten inseguros y temerosos ante la posibilidad de tener una nueva maestra, compañeros y responsabilidades académicas.

Platica con ellos del tema e infúndeles confianza; invítalos a que te hablen de sus emociones y sentimientos a cerca del regreso a clases, pero sin juzgar, regañar o gritar; por el contrario, escúchalos, resuelve sus dudas y aliéntalos a sentirse seguros y capaces de enfrentar cualquier reto, “ya que tu siempre estarás para ellos”.

5. Retoma las actividades escolares 

En las dos semanas que faltan de vacaciones, convence a tus hijos de que lean, revisen sus cuadernos y libros del ciclo escolar pasado, describan en uno o dos párrafos las cosas que más disfrutaron durante el verano y que ayúdalos a pensar en todo lo que aprenderán en la escuela.   

Invítalos a realizar dichas actividades durante 30 minutos o una hora diaria como máximo; acompáñalos, pones atención cuando lo hagan y plantea la posibilidad de dar un paseo por el parque o jugar –juntos– al término de dichas responsabilidades.

Si requieres mayor informaci´on o apoyo profesional para que tus hijos tengan el mejor regreso a clases, manda un mensaje a la cuenta de Twitter: @InstitutoDai o al perfil del Facebook: Dai / Diagnostico y atención integral. 

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS LEER: 

9 enfermedades raras que atacan a tu mascota y matan al bolsillo

• Más de 47% de mexicanos ‘al empeño’ por bajo crecimiento y alzas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo