Contraproducente, plan Trump contra remesas a México

Plan del presidente electo de Estados Unidos para gravar o frenar el envío de remesas impulsaría la informalidad financiera.

Por Notimex
Las remesas familiares, enviadas principalmente desde EU, sumaron 24 mil 600 millones de dólares entre enero y noviembre del año pasado, reportó el Banco de México (Banxico). | Cuartoscuro
Contraproducente, plan Trump contra remesas a México

El plan de Donald Trump de bloquear o gravar las remesas enviadas a México podría derivar en “consecuencias significativamente adversas” para la economía de Estados Unidos, sostuvo el Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE).

Un análisis del PIIE, uno de los principales centros de investigación de la dinámica comercial y económica entre Estados Unidos y México, concluyó que el plan de Trump no sólo es difícil de implementar, sino puede terminar siendo más lesivo que benéfico a Estados Unidos.

“El misterio asociado con el ‘financiamiento del muro’ es otro recordatorio de que las políticas que ignoran las intrincadas conexiones que unen a estas economías puede resultar en consecuencias adversas significativas para Estados Unidos”, señaló el PIIE.

En su campaña presidencial, Trump advirtió que uno de los posibles mecanismos para que México pagara el propuesto muro fronterizo era amenazando con el bloqueo al envío de remesas al país, aunque no ha ofrecido detalles.

Aunque Trump ha ajustado sus posturas para el pago del muro, mantiene la posición de que sea reembolsado de alguna manera por México, aunque inicialmente sería financiado por dinero de los contribuyentes. El gobierno mexicano ha dejado en claro que no pagará el muro.

Plan Trump promovería informalidad financiera

De acuerdo con el análisis del PIIE, elaborado por Mónica de Bolle, la idea de gravar o bloquear las remesas enviadas a México es difícil de implementar porque cualquier intento resultaría en la transferencia de los recursos a través de vías informales.

México recibió entre enero y noviembre pasados unos 24.6 mil millones de dólares en remesas, que registraron un incremento de más de 24% sólo en el mes de noviembre, en comparación con el mismo mes de 2015, según cifras del Banco de México.

“Si el flujo de remesas registradas y potencialmente gravables cae dramáticamente porque las transferencias ya no tendrían lugar a través de canales oficiales, las expectativas de ingresos por esta política serían insuficientes para el reembolso del muro”, indicó el PIIE.

Más importante, estableció el análisis, el consumo caería si los hogares mexicanos ya no reciben el incremento de ingreso derivado de la remesas sea porque su familiares y amigos en Estados Unidos están enviando menos o porque el dinero está siendo gravado.

“Un descenso en el consumo de los hogares mexicanos seguramente afectaría a las exportaciones de Estados Unidos, particularmente porque México es el segundo destino de los bienes estadunidenses”, advirtió.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo