Estados Unidos necesita a México más de lo que Trump imagina

Estados Unidos compra a México 34% de productos agrícolas, 12.8% de alimentos y 25.5% de equipos eléctricos, electrodomésticos y componentes que consume.

Por Mario Mendoza
Estados Unidos compra alimentos, frutas, verduras y bebidas a México. | Cuartoscuro
Estados Unidos necesita a México más de lo que Trump imagina

Estados Unidos necesita a México más de lo que el presidente Donald Trump dice e imagina, debido la integración comercial y codependencia económica existente entre ambas naciones.

Una prueba de lo anterior son las estadísticas oficiales que muestran que la Unión Americana requiere y compra 13.5% de lo que producen las empresas, el campo y las materias primas de nuestro país.

Mientras que los mexicanos consumimos e importamos 16% de los artículos y bienes fabricados en suelo estadounidense, lo cual confirma que México es un mercado clave para Estados Unidos y viceversa.

Así lo advierten los especialistas y los reportes gubernamentales publicados en ambos países, cuyos resultados evidencian que la pretensión del presidente Trump de frenar TLCAN y limitar las relaciones económicas bilaterales serían muy costosas, en especial para Estados Unidos.

Estados Unidos necesita de México

En su informe más reciente, el Buró de Censos Económicos de EU reportó que México ya es el segundo proveedor más importante de ese país, con una tasa récord de 13.5% de lo que la Unión Americana compra al exterior.

Con dicha cifra, la economía mexicana desplazó a Canadá al tercer puesto, con una aportación del país de la hoja de maple al mercado estadounidense de 12.7%.

Mientras que China se mantiene como el primer proveedor de Estados Unidos, con una tasa 20.5% en la misma materia.

De acuerdo al Buró de Censos de EU, las importaciones mexicanas son un componente clave en el consumo de EU, a tal grado de que nuestro país hace las siguientes aportaciones:

  • 34% de los productos agrícolas que requieren los estadounidenses.
  • 25.5% de los equipos eléctricos, electrodomésticos y componentes.
  • 16% de las computadoras y equipos electrónicos.
  • 12.8% de los alimentos que comen la población de EU.
  • 21.4% de las bebidas y tabaco.

Lo anterior sin contar con las importaciones de autopartes y automóviles nuevos armados en México, que permitieron la comercialización de dos millones 133 unidades en el mercado estadounidense, de acuerdo con el último reporte de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Además de la compra de petróleo crudo mexicano, que tan sólo de enero a junio del año pasado alcanzó 128 millones de barriles, que dejaron cuatro mil 205 millones de dólares en ingresos para Petróleos Mexicanos (Pemex).

Mano de obra calificada y servicios

Otro componente que EU demanda y aprovecha de México es la mano de obra calificada, cuya aportación reduce los costos de producción de las empresas estadounidenses establecidas en territorio nacional.

Pese a lo anterior, Trump amenaza a éstas últimas, sobre todo a las automotrices, con imponer impuestos especiales de 35% a sus productos manufacturados por los mexicanos y vendidos en Estados Unidos, si no trasladan sus inversiones y empleos a su país.

La paradoja frente a dicha pretensión de Trump es que México tiene costos para la industria 18.7% menores respecto a la Unión Americana, de acuerdo a un estudio de competitividad elaborado por la consultoría KPMG.

Jesús Valdés Díaz de Villegas, especialista del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA), explicó que la mano de obra mexicana, además de ser calificada, representa un ahorro de 25 y 35 dólares por hora, en cada trabajador.

“Esto significa que, si un mexicano cobra entre 15 y 20 dólares por hora, un estadounidense pide 35 o 55 dólares por las mismas tareas, según el sector al que pertenezca”, señaló.

“Cuando Trump pide la cancelación del TLC, cuando amenaza con un impuesto especial de 35% a las exportaciones mexicanas, no sabe y no imagina las consecuencias que ello traería.

“Si logra esos propósitos metería al mundo en una recesión de dimensiones catastróficas, porque atentaría contra la integración comercial y económica imperante en el mundo y el más perjudicado sería EU”.  Jesús Valdés Díaz de Villegas, especialista de la UIA.

¿Codependencia o necesidad por México?   

Abraham Vergara Contreras, catedrático de la UIA, señaló que efectivamente existe una codependencia económica muy fuerte entre México y EU, debido a la integración comercial y a la producción industrial compartida de bienes intermedios y finales.

Esto, apunto, debido a nuestro país destina más de 80% de sus exportaciones al mercado estadounidense, mientras que la industria norteamericana requiere de los componentes, las manufacturas, materias primas y servicios que le proporciona México.

Un ejemplo, refirió, es que existen sectores como el automotriz, donde algunos de los componentes que usan las armadoras establecidas en nuestro país provienen de EU.

Mientras que México, apuntó, los provee de autopartes y acabados finales, para luego exportar el automóvil terminado al mercado estadounidense, “lo cual demuestra a qué grado se requiere la integración económica e industrial entre ambos”.

“Queda claro que Estados Unidos necesita de México y necesita a Canadá, tanto como nuestro país depende económicamente de Estados Unidos.

“Así que lo mejor será negociar, lograr acuerdos y establecer una estrategia comercial que le permita a México obtener los beneficios de su potencial económico y productivo, que hacen que América del Norte esté en la punta de la competitividad mundial”, concluyó el especialista de la UIA.

“Más de 16 mil 600 millones de dólares alcanzó la inversión de empresas mexicanas en Estados Unidos, recursos han generado 123 mil empleos directos en territorio estadounidense”. Cifras oficiales

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo