5 trucos para vencer la cuesta de enero

Las cuesta de enero afecta a 60% de los mexicanos, quienes podrían tardar todo el año en salir de las deudas y resolver sus carencias económicas.

Por Mario Mendoza
La cuesta de enero es resultado de los gastos sin control y deudas generadas durante el final del año: Condusef. | Cuartoscuro
5 trucos para vencer la cuesta de enero

La cuesta de enero es un problema que no requiere de magia para salir del problema, sino de un esfuerzo constante, disciplina y una administración eficiente de tus ingresos.

La mala noticia es que las deudas y cuentas por pagar, que trae consigo la famosa cuesta, afectan a 60% de los mexicanos y en muchos casos se prolongará por varios meses o todo el año, advirtió la casa de empeño Prendamex

Ello debido al gasto sin control o por impulso que realizaron los mexicanos en diciembre pasado, aunque el problema también obedece a las necesidades económicas de más de 50 millones de mexicanos que viven por debajo de la línea de pobreza, puntualizó dicha empresa.

Omar Morales, director de Fondos de Renta Variable de Principal Financial Group, indicó que el peor error al tratar de superar la famosa cuesta es asustarse y creer que ésta es más pesada que el año pasado.

“No permitas que esto acabe con los planes personales y financieros que te has trazado para este año. Recuerda que no se necesita ser un mago para vencer la cuesta de enero, ni lanzar un hechizo mágico que desaparezca el problema” apuntó.

“Piensa que no basta con guardar tu ahorro debajo del colchón y no hay truco que te ayude a que tu dinero crezca mágicamente, para esto tienes que recurrir a los expertos financieros y elaborar un plan para alcanzar tus metas”. Principal Financial Group.

Trucos para desactivar la cuesta de enero

Para hacer más sencillo el proceso, el directivo de Principal Financial Group te propone los siguientes trucos:

  1. Ábrete sésamo. Lo primero es abrir la puerta del ahorro conociendo y ordenando tus finanzas; no es complejo y no vas a necesitar magia avanzada. Empieza por hacer una lista mensual de tus ingresos y gastos. Hay aplicaciones que te ayudan a elaborar un presupuesto.
  2. Desaparece tus deudas. Si ya sabes cuáles son tus ingresos y lo que debes, lo siguiente es desaparecer las deudas existentes. Si tienes dinero ahorrado o un sobrante de los bonos de Navidad, tata de de liquidar tus compromisos; empieza por el que tiene el interés más alto.
  3. Ataca las cuentas más pesadas. Si tus compromisos son muy grandes, puedes recurrir a un préstamo bancario que te ofrezca, al menos, tres beneficios: pagar a meses y consolidar todos tus compromisos en una misma cuenta
  4. Practica el hechizo desilusionador. Los gastos y los regalos nos ilusionan a todos y por eso necesitas este hechizo. Si diciembre fue un mes donde hiciste demasiadas compras, piensa que el primer trimestre del año puede ser una etapa de ahorro. Haz un esfuerzo por eliminar gastos innecesarios y recortar los servicios y productos que no necesitas.
  5. Tu As bajo la manga. Esta carta mágica es para que aprendas los beneficios de ahorrar, ya que tener una educación financiera y el control de nuestros gastos te permitirá obtener de forma más rápida todo lo que te propongas. Te aconsejo empezar a reducir tus gastos mes a mes para que poco a poco empieces a ver los beneficios y a fin de año tengas una gran suma.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo